Skip to main content

El sábado día 4 de junio, en la Iglesia Adventista de Alicante, por la tarde, hubo una gran fiesta bautismal. Seis personas hicieron su pacto con el Señor, una joven de 16 años y cinco adultos, que esperaban este momento con gran ilusión.

Fue una tarde de alegría y agradecimiento a Dios por estas nuevas almas, que expresaron así su gratitud al sacrificio de Cristo, aceptándolo como su Salvador personal y su deseo de estar con él por toda la eternidad, dando testimonio de su Fe ante muchas personas, amigos y familiares que asistieron al programa y otros que pudieron verlo por Zoom y YouTube.

La ceremonia sirvió para que los asistentes pudieran renovar sus pactos con el Señor, y también para que algunos decidieran prepararse para los siguientes bautismos.

Los bautizados fueron: Sara-Yamilei N., Lorena G., Florencio F. y Mari Carmen S.

Por profesión de fe: Jose Antonio P. y Gregoria C.

Que el Señor derrame sobre cada uno de ellos su Santo Espíritu, les fortalezca en la Fe y les haga ser verdaderos discípulos, testificando a otros de lo que el Señor ha hecho por ellos y preparándolos para su Segunda Venida.

Un versículo para los seis, en el deseo de que caminen siempre con el Señor:
«Mira que te mando que te esfuerces y que seas valiente; no temas ni desmayes, porque Jehová tu Dios estará contigo en donde quiera que vayas». (Josué 1:9)

Elena G. White dice: «Todos los que entran en la nueva vida deben comprender, antes de su bautismo, que el Señor exige afectos indivisos… La práctica de la verdad es esencial. El llevar frutos testifica del carácter del árbol. Un buen árbol no puede llevar malos frutos. La línea será sencilla y distinta, entre los que aman a Dios y guardan sus mandamientos, por una parte, y los que no lo aman y descuidan sus preceptos, por la otra. Se necesita una conversión cabal».—(Manuscrito 56, 1900. Ev 227.2)

Autor: Manuel García, pastor de la Iglesia Adventista de Alicante. 

Deja un comentario