Skip to main content

El sábado 10 de septiembre de 2022 celebramos la presentación de Gregory Josías, en la Iglesia Adventista de Girona. Hacía tan solo 6 días que el pequeño Gregory había cumplido los 3 meses de edad.

Sus padres, Hyang Kelly (de Brasil) y Nader Antonio (de la República Dominicana) vinieron felices a presentar a su niño en la iglesia de Girona.

Gregory Josías

De la ceremonia se encargaba nuestro anciano David Abella. Él explicó el significado de los nombres Gregory y Josías. Gregory es de origen Girego y significa «vigilante», y «el valiente». Josías es un nombre hebreo que significa «Yahveh ha sanado» o «que Yahveh sane» y fue un rey muy importante en la Bibla. 2 Reyes 22:1-2 dice que «Cuando Josías comenzó a reinar tenía ocho años de edad, y reinó en Jerusalén treinta y un años […] Hizo lo recto ante los ojos de Jehová, y anduvo en todo el camino de David, su padre, sin apartarse a derecha ni a izquierda». Nuestro deseo para Gregory Josías, es que sea valiente, que sepa la palabra de Dios a una edad joven como Josías, y que nunca se aparte del camino del Señor, ni a derecha ni a izquierda.

Después de la oración, nuestra hermana Odaly, en representación del ministerio de la infancia, le regaló su primera Biblia y les deseó a los padres mucha sabiduría para educarlo. Porque el mayor trabajo de educar a un niño es para los padres, aunque el colegio y la iglesia también tenemos parte.

Ser un verdadero cristiano

Como introducción al sermón, nuestro hermano Jeffrey citó los versículos de 1 Juan 4:8,9 que dicen: «El que no ama, no ha conocido a Dios; porque Dios es amor. En esto se mostró el amor de Dios para con nosotros, en que Dios envió a su Hijo unigénito al mundo, para que vivamos por él».

David Abella hablaba en su sermón sobre 4 elementos primordiales de la experiencia cristiana. Estos 4 puntos eran:

  1. Tener una relación personal con Cristo
  2. Tener una relación diaria auténtica con la palabra de Dios
  3. Oración diaria
  4. Testificación

Una relación personal con Cristo

Tener una relación personal con Cristo es de la mayor importancia, porque es así como crecerá nuestra vida espiritual. Esto conlleva: hablar con Él; leer y escuchar sobre Él; apoyarnos en Él y aprenderemos a confiar plenamente en Él, sean cuales sean las circunstancias de la vida.

La palabra de Dios

Según David Abella, la Biblia es un documento vivo, nuestra brújula.

Colosenses explica muy bien la importancia de la Biblia. Dice sobre la palabra de Dios en el capítulo 3, versículo 16: «La palabra de Cristo more en abundancia en vosotros, enseñándoos y exhortándoos unos a otros en toda sabiduría, cantando con gracia en vuestros corazones al Señor con salmos e himnos y cánticos espirituales».

La Oración

Sobre la oración, dice la profeta, en el capítulo 14 del libro «La Oración» que «La oración diaria es tan esencial para el crecimiento en la gracia y aun para la misma vida espiritual, como el alimento temporal lo es para el bienestar físico».

La testificación

David explicó que si cumplimos estos 3 puntos, pero no testificamos del amor de Dios a los demás, nos quedamos «cojos». Testificar implica trabajar por los demás, tener comunión con los demás, amar al prójimo. Debemos dar y recibir como el mar Galileo, que recibe y da.

En resumen

Para ser un verdadero cristiano necesitamos practicar estos 4 puntos con diligencia. Si nos falta uno de los 4, algo falla. El mundo tiene que ver a Cristo reflejado en nosotros. Debemos mostrar el amor de Dios. Y sin practicar estos puntos no podemos ser cristianos útiles. Es difícil ser cristiano por la comodidad y por las distracciones que hay en el mundo. Dice 1 juan 2:15: «No améis al mundo, ni las cosas que están en el mundo. Si alguno ama al mundo, el amor del Padre no está en él».

Para finalizar el culto cantamos el himno número 408 Cristo me ayuda por él a vivir.

La iglesia de Girona desea, para Hyang Kelly, Nader Antonio, y para su hijo Gregory Josías, que el Espíritu Santo se derrame sobre ellos para que el niño pueda crecer lleno del amor de Dios, y no apartarse nunca de su Salvador. Amén.

Autora: Fenella Pol, corresponsal de Revista.adventista.es en la iglesia de Girona. 

Deja un comentario