Skip to main content

En la iglesia adventista de Lleida, el sábado 9 de julio, se vivió una mañana muy entrañable. Ciertamente, nuestros pastores han sido llamados por Dios para cumplir la misión. Por un lado, vivimos la despedida del pastor Israel Guntín y su familia; por otro, la presentación del nuevo pastor: Petrisor Gheorghe y su familia. Todos ellos acompañados con la visita de nuestro presidente de la UAE, Óscar López, su esposa Nancy y sus dos hijos pequeños. Además, disfrutamos del bautizo de nuestro hermano Óscar S.

«Llamados por Dios para cumplir la misión». Ese era el mensaje. Los pastores son llamados por Dios para predicar el evangelio, y lo hacen con ilusión para acelerar el ministerio de Jesús.

La mañana fue muy intensa, siempre con el protagonismo de Dios Nuestro Señor en alabanzas y plegarias para su honra y gloria.

El presidente de la Unión Adventista Española realizó la presentación del nuevo pastor, llamado para cumplir la misión en Lleida. Con palabras del apóstol Pablo a los Romanos les escribió: «Sé que cuando vaya a vosotros, llegaré con abundancia de la bendición del evangelio de Cristo» (Romanos 15: 28). Esta abundancia fue derramada ese sábado en nuestra iglesia.

Y con la dinámica del evangelio, el pastor Petrisor hizo el culto basado en una pregunta que encontramos en Las Sagradas Escrituras. Se trata del momento en el que Pablo y Silas estaban encerrados en la cárcel y un terremoto abrió las puertas de la cárcel. El carcelero, al ver aquel milagro, les dijo: «Señores, ¿qué debo de hacer para ser salvo» y ellos le respondieron: «Cree en el Señor Jesucristo, y serás salvo, tú y tu casa» (Hechos 16: 30,31).

El bautismo

Una mayoría de jóvenes postergan el bautismo porque creen que ya tendrán tiempo, pero no debemos retrasar el crecimiento espiritual y el compañerismo con Jesús. El pastor recordó a una joven que había bautizado, y a sus 18 años le dijo estas palabras: «Me arrepiento de haber tardado tanto en poner mi vida en las manos de Señor». Un buen llamado para la juventud que retrasa su deseo de vivir acorde con la voluntad de Dios.

A continuación se celebró el bautismo de nuestro hermano Óscar S., una manifestación pública y libre como señal de su fe en Dios. El pastor Israel Guntín fue el encargado de bajar a las aguas bautismales al hermano Óscar S. En una muestra de humildad, él reconoció así a Jesús como su único salvador.

El pastor le citó unas palabras de Dios en boca de Isaías 43: 4 «Porque en mis ojos eres de gran estima, eres honorable y yo te amo». Óscar contestó con agradecimiento a toda la iglesia de Lleida, diciendo que se siente feliz por el recibimiento y la acogida que ha recibido desde que llegó de la República Dominicana, su país natal. También recordó las palabras del apóstol Pablo «Considero todas las cosas como pérdida por el sublime valor de conocer a Cristo mi Señor» (Filipenses 3: 8) y «Ya no vivo yo, sino que Cristo vive en mí» (Gálatas 3: 20).

La despedida. Llamados para cumplir la misión

Y después de estos acontecimientos tan enriquecedores llegaron las despedidas. Al pastor saliente Israel Guntín las despedidas no le gustan, pero tiene que asumirlas. No es fácil cambiar de casa, de ciudad y de iglesia. En Lérida sus niños han crecido durante 4 años. Es un poco difícil, pero lo hacen felices porque saben que es su misión. Digamos que es parte del Crisol de los pastores. La obra continúa, y tienen que seguir con el ministerio que Dios les ha encomendado. Y esto les motiva y les da felicidad.

Reconocimiento a las esposas de pastor

Nuestro hermano Jean-Paul Archambeau habló unas palabras, destacando que detrás de cada gran hombre hay una gran mujer. Ellas también están llamadas a cumplir la misión. Las mujeres de los pastores son su gran apoyo. Así lo ha demostrado Tania Ruiz, la mujer del pastor Guntín. Ella, en su despedida, dijo que estaba muy agradecida a Dios y que se sentía muy feliz por el ministerio de su familia. También dedicó palabras de aliento y fe a quienes la apreciamos. Al abrazarnos, le dije que nos encontraríamos en el cielo y ella contundente me dijo: «nunca lo dudes». Nunca lo olvidaré, y agradezco sus palabras de fe en Dios. Fue la parte más triste de la mañana. La emoción estaba a flor de piel. Como colofón, el pequeño coro de la iglesia formado por Tania, Montse, Julieta, Dani, Gabriel y Livingston cantaron una canción de despedida con música y lágrimas. La canción era «Juntas las manos»

JUNTAS LAS MANOS

Juntas las manos en símbolo de amor
Juntos los lazos unidos al corazón
Caminaremos cantando esta canción
Coro
Juntos marchamos en paz
Como escuadrón del amor
Juntos templamos la paz
De un mundo nuevo y mejor

Seguidamente, Michael, de 12 años, nieto del bautizado, cantó otra hermosa canción. Su voz nos hizo pensar en cómo cantarán los ángeles.

Y tras estos agradables cantos llegaron los regalos y las despedidas. Una bendición sacerdotal cantada con alegría y lágrimas.

«El Eterno te bendiga y te guarde. El Eterno haga resplandecer su rostro sobre ti, y te conceda su bondad. Que el Eterno te mire con amor y te de paz» (Números 6: 24-26).

Damos la más calurosa bienvenida, a su familia espiritual, a nuestro hermano Óscar S. y les deseamos lo mejor a estas dos hermosas familias pastorales. Qué el Señor les bendiga y les siga acompañando para cumplir la misión. Amén.

Autora: María Teresa Pascual, corresponsal de la Revista Adventista en la Iglesia Adventista de Lleida. 

Hay un comentario

  • Juan Ramón Tarragó Zaragoza dice:

    Mi despedida y gratitut al Pastor Israel Guntín en su Nuevo destino Illes Balears. Y agradecer la ceremonia que realizó el pastor Israel de la defunción de mi madre. Mercedes Zaragoza Tomas. Mas de 50 años en la iglesia, fue bautizada por el pastor Jesús Herrero ( DEP) y dar las gracias a las 17 personas de la iglesia que despidierón a mi madre, al tanatorio, como en la ceremonia del dia 24 de junio de 2022.