Skip to main content

ZGZ Las Fuentes EntrepeñasLa iglesia adventista de Zaragoza – Las Fuentes disfrutó de un retiro fraterno, el fin de semana del 21 al 23 de octubre de 2022, en el CAM de Entrepeñas. El Departamento de Familia de la iglesia de Las Fuentes fue el promotor de esta entrañable salida. 

Viernes y sábado de conexión con Dios

¿Acaso hay mejor forma de empezar el curso que en familia?
Siempre que podemos vamos a la naturaleza a pasar el sábado; o mejor aún, el fin de semana. Aprovechamos a desconectar y reconectar todos juntos y también con nuestro querido Dios, Padre bueno.

El viernes llegamos al CAM prácticamente para cenar, y una vez todos lo habíamos hecho, nos juntamos al lado del comedor en círculo y estuvimos reflexionando, orando, charlando, riendo… y con esto finalizamos el día y dimos la bienvenida al sábado.

A la mañana siguiente, tras haber descansado lo suficiente y después de desayunar todos juntos, comenzamos con las actividades del sábado. Se realizó la escuela sabática, dividiéndonos en grupos de adultos, jóvenes y niños; y una vez finalizada, se realizó el servicio de culto. En esos momentos, te das cuenta de qué maravilloso es comprobar la dirección del Padre hasta en los más pequeños detalles, viendo que todas las reflexiones estaban hiladas por él para transmitirnos su mensaje con claridad.

Gymkhana pirata

Después de este rato de conexión con Dios, fuimos a comer y después tuvimos tiempo libre. Entre siestas, jugar, hablar… en seguida llegó la tarde y poco después la noche, donde nos esperaba una gran sorpresa después de la cena… una Gymkhana ambientada en el mundo pirata. Consistió en 5 grupos de unas 10 personas cada uno, y cada uno de los grupos debía elegir un capitán y un himno que luego tendrían que cantar mientras surcaban los mares. A cada equipo se le dio un barco de cartón en el que podían meterse, y un mapa para encontrar las diferentes islas en las que encontrarían las pistas necesarias para encontrar el tesoro del «Pirata Guzmán».

¿Y qué tenían que hacer? Pues cada grupo tenía que navegar en su barco de isla a isla y superar cada una de las pruebas para obtener la siguiente pista. Quien antes completase todas las pruebas y se mantuviese en pie en la prueba final, ganaba.

Qué divertido… ¿Verdad?, ¿pero qué fin tenía todo esto? La finalidad era para «hacer piña» entre todos, y ver la importancia de la unión de todo el equipo para poder lograr un objetivo. Como una gran familia.

La Gymkana fue muy divertida, pero nos dejó derrotados, por lo que nos fuimos a descansar.

Domingo de juegos y paella

Una vez con las pilas recargadas, aprovechamos el último día, el domingo, para pasar tiempo juntos en familia. Jugamos, hablamos, comimos paella… Nos daba mucha pena que se acabase ya el fin de semana y tuviésemos que irnos. Pero lo importante es que lo exprimimos al máximo.

Y como reflexión de todo este fin de semana, hemos visto lo importante que es tener a Jesús en nuestra vida más que nunca, para que nuestra iglesia/familia pueda compartir ese amor y esa vida en abundancia que es Dios y que tanto necesitamos nosotros, y las personas que nos rodean.

Tan solo teníamos que mirar nuestros rostros para ver lo felices que somos juntos, como un solo cuerpo, en familia.

Sentimos que esta convivencia entre los miembros de la iglesia de Las Fuentes, nos ha cargado las pilas del alma para amarnos como Dios quiere que nos amemos, superar los desafíos que el enemigo tiene preparados y proclamar con alegría y gran esperanza que Jesús viene pronto y quiere a su familia al completo allí.

Aunque ya hemos vuelto a casa, sabemos que volveremos pronto.

Autora: Blanca Elena, corresponsal de la Revista Adventista en la iglesia de Zaragoza – Las Fuentes. 

Deja un comentario