Skip to main content

El podcast en vivo La iglesia en casa, de la Iglesia Adventista del Séptimo Día en Murcia, que puede verse a través de Youtube, cumplía este mes de julio de 2022 los 250 programas. Un número interesante que nos ha animado a entrevistar a Juanfra García (J.G.) y Richard Vaquero (R.V.). Ellos son el director del departamento de Multimedia de la iglesia de Murcia y el director del programa, respectivamente.

E.A. ¿Qué se siente al celebrar 250 programas de La iglesia en Casa?

J.G. y R.V. Pues es una alegría inmensa ver hasta dónde nos ha traído el Señor por su misericordia. Es un milagro suyo, el que se haya logrado consolidar este proyecto laico. Más de 250 sábados ininterrumpidos de emisiones son para nuestro equipo un verdadero logro, y cuando termina cada emisión, y cortamos el directo, dedicamos unos minutos a dar las gracias. Nos sentimos unos privilegiados por esta gracia de compartir nuestra pasión por Dios a la vez que lo pasamos tan bien.

E.A. ¿Cómo es el podcast en vivo de La iglesia en casa? ¿Qué tiene de especial?

En primer lugar, el directo, que le da una frescura y naturalidad que invita a interactuar con nosotros. Y luego que intentamos hacer un programa espiritual que a la vez sea ameno, divertido y accesible para quien nos escucha por primera vez o no tiene mucho conocimiento bíblico.

La iglesia en casa es un magazine que va más allá de la transmisión de lo que está pasando en la iglesia. Se hace en grupo, con invitados especiales y colaboradores permanentes, y con los mensajes de los espectadores al momento. De esta forma al que nos sigue le damos la oportunidad de no ser un espectador pasivo, convirtiéndonos en la extensión de todos aquellos que no están presentes en la iglesia, pero que pueden participar con sus comentarios e inquietudes.

E.A. ¿Dónde y cuándo podemos disfrutarlo?

Pues se puede ver en el canal de Youtube de Esperanza Murcia Radio, que es el canal de la Iglesia Adventista en Murcia todos los sábados por la mañana. Y se puede disfrutar de dos formas distintas, interactuando con nosotros en directo, desde las 10:00 hasta las 13:00h. O viéndolo en diferido a la carta, donde se puede ver todo el contenido de todos los programas grabados. Y también se puede compartir, pues cada programa lo colgamos troceado por secciones para que sea una herramienta útil para evangelizar.

E.A. Además, creo que no habéis fallado ni un solo sábado ¿verdad? ¿Cuántas personas siguen el programa aproximadamente cada sábado?

Pues cada sábado de media el programa completo tiene unas 250 visualizaciones, si estas se ven a solas o en familia es algo que no podemos cuantificar. Pero sabemos que en algunos domicilios se reúnen en grupo para seguirnos.

Y sí, solo y exclusivamente gracias a que es Dios quien dirige y cuida de este proyecto. Desde que empezamos la emisión por radio un 7 de octubre de 2017, no ha habido un solo sábado en el que no hayamos emitido un programa a nuestros oyentes

E.A. ¿Qué apartados contempla en esas 3h de duración?

Pues tenemos un primer momento de presentación y saludos, que es un espacio muy familiar y divertido en donde creamos el inicio de una atmósfera de compañerismo cristiano que nos da pie al desarrollo del programa.

Luego tenemos una Primera Reflexión que nos propone un invitado y con el que luego se establece un pequeño coloquio sobre el tema expuesto, y en el que también participa la audiencia por el chat de Youtube.

Seguidamente una sección para el estudio de la Palabra, nuestra escuela sabática, a modo de tertulia en la que también puede participar y opinar cualquier oyente o espectador.

A continuación, conectamos con la capilla de Murcia o de otra iglesia, o tenemos al predicador que nos da el sermón desde Zoom.

Y hay un ulCmo espacio que llamamos la Zona Mixta… que es un lujo para nosotros, porque después de transmitir el sermón, hacemos junto al predicador, en un contexto más relajado, la recogida de las ideas vertidas en la reflexión transmitida minutos antes, planteando dudas, matices o resaltando aquellos puntos que nos hayan llamado la atención. Es la oportunidad de resaltar las ideas principales del sermón.

Todo esto viene mezclado con intervenciones musicales que alaban a Dios y que a la vez resulten atrayentes a quienes no están acostumbrados a escuchar una música tan formal como pueden ser los himnos.

Pero si algo caracteriza a nuestras emisiones es lo bien que lo pasamos en cada programa. Para nosotros es fundamental divertirnos mientras aprendemos. Queremos transmitir que no hay nada mejor y divertido que crecer en Jesús.

E.A. ¿Cómo y cuándo surgió este programa?

Surge en una reunión de trabajo un 15/01/2016, en la que el pastor David Hernández Oltra nos invitó a pensar en posibles ideas para la emisora de radio. Durante ese año fue madurando y puesto en marcha un 07/10/2017. Inicialmente fue un programa de radio, porque en ese momento en la iglesia disponíamos de una emisora de FM para la ciudad de Murcia. En junio de 2018 decidimos emitir en Youtube, con una cámara doméstica sobre un trípode junto a la puerta de nuestro pequeño estudio.

Así empezamos, emitiendo el programa de radio por YouTube, algo que hoy hacen las grandes emisoras comerciales. Pues nosotros ya lo empezamos a realizar antes que nadie… colocando una videocámara doméstica en un trípode junto a la puerta de nuestro estudio y una conexión muy justita de internet. Con el apoyo de la iglesia local y otros colaboradores se fue afianzando. Ahí están colgados los primeros programas, oscuros y con la cámara fija, con poca calidad, pero que nos sirve para no olvidar cómo empezamos y cuánto nos ha ayudado nuestro Dios.

En estos últimos años hemos ido mejorando el equipamiento, y así continuó hasta que fuimos obligados a cerrar la emisora de FM en 2021. Entonces nos adaptamos a emitir exclusivamente por internet. Pero el programa no ha dejado de cumplir con su cita semanal, y siempre en directo.

E.A. ¿Cuántas personas colaboran con el podcast en vivo en estos momentos?

El equipo está formado por cinco personas y tres técnicos, a los que hay que sumar otras 12 personas que colaboran de forma fija en las reflexiones, y un número no determinado y creciente de invitados y colaboradores a los que nos encanta tener y escuchar en el programa. Además, en estos años es una gran alegría contar que la mayor parte de la membresía de nuestra iglesia en Murcia ha pasado por nuestro modesto estudio, colaborando en mayor o menor medida en las reflexiones o tertulias. Y recordamos especialmente las dos veces en las que se hizo todo el programa en vivo desde la capilla, improvisando el púlpito como estudio de radio. Sin duda se trata de una potente herramienta para comunicar y compartir la verdad del evangelio.

E.A. ¿Qué alcance y que público obje8vo 8ene este programa?

El objetivo de este programa es llegar a aquellas personas que no nos conocen, o que no se atreverían a entrar en una iglesia, con lo que el objeto de La iglesia en casa es netamente evangelístico.

Pero también llegamos a todos aquellos hermanos que por enfermedad o imposibilidad no pueden acudir el sábado a sus lugares de culto habituales, o que quieren disfrutar del mensaje de Jesús entre semana.

E.A. Supongo que durante la pandemia La iglesia en Casa tuvo un papel esencial para mucha gente, ¿no?

Cuando llegó la pandemia la iglesia de Murcia no se vio resentida ni tuvo que realizar ningún esfuerzo extra, pues ya llevábamos casi dos años emitiendo por Youtube. La iglesia cerró sus puertas, pero sus miembros siguieron conectados desde el primer sábado de confinamiento a través de nuestro programa. Además, fue una bendición saber que servíamos de apoyo a mucha otra gente de España y de otros países y continentes.

Todavía hoy siguen algunos efectos de la pandemia. En muchas iglesias ha dejado un poso de acomodamiento y distancia en muchos miembros. Nos alegra saber que formamos parte de ese puente que todavía une a muchas personas con sus congregaciones.

E.A. ¿Qué feedback estáis recibiendo? ¿Os escriben? ¿Se ponen en contacto con vosotros? ¿Qué os dicen?

Todas las semanas recibimos mensajes en Youtube de la familia que hemos formado en el programa, la mayoría en nuestro entorno. Pero aparte recibimos ánimo y buenas palabras de muchas personas. Nos siguen desde muchos rincones de España, pero nos alegra saber que cada sábado hay hermanos que se conectan, por ejemplo, desde Argentina a las 5:00 am para escucharnos y llevar ideas a sus clases de escuela sabática, o que desde la Columbia británica, Inglaterra o Noruega les gusta escuchar nuestro programa.

Sin duda los mensajes que más nos gustan son aquellos en los que nos dicen que nuestro programa les ha hecho recobrar ánimo durante la semana, porque para eso estamos, para acompañar y animar a seguir aprendiendo de Jesús.

E.A. ¿Han llegado personas a la iglesia que han conocido a Jesús a través de La iglesia en casa?

Si. Hay gente que nos ha escuchado y ha venido a la iglesia y se han bautizado; y hay otros que nos han localizado a través del programa e iniciado estudios bíblicos.

Lo más curioso que nos pasó fue que un hermano nos contó cómo en el bar donde desayunaba estaban hablando de La iglesia en casa.

Llegamos con el mensaje de Jesús mucho más lejos de lo que pensamos y a eso hemos sido llamados, a sembrar.

E.A. Por cierto, que nuestro responsable de Comunicaciones y director de HopeMedia, Samuel Gil, también colabora con el programa, ¿verdad?

Si. Además, es un privilegio y un lujo cada vez que le hemos tenido y hemos aprovechado para preguntar y aprender. Samuel tiene un mensaje tan fresco y cercano, y a la vez tan bien fundado en Jesús que es un privilegio para nosotros contar con él.

E.A. ¿Contáis con más pastores o departamentales?

Claro que sí. Tenemos el honor de contar de vez en cuando con Oscar López, con Richard Ruzsully, con Jonathan Bosqued, con Victor Armenteros, Daniel Bosqued, M A Roig, Cremades, Daniel Posse, Roberto Badenas… y otros muchos más.

Han pasado por nuestro programa decenas de especialistas, pastores, profesores, y otros profesionales, a los que les seguimos dando las gracias por su dedicación y apoyo.

Pero nos hace especial ilusión contar con los alumnos de la Facultad de Teología en Sagunto. Durante el curso pasado hemos tenido varias colaboraciones que esperamos consolidar a través de un convenio con nuestra facultad.

E.A. ¿Qué futuro le espera a La iglesia en casa?

El futuro y el programa le pertenecen al Señor, así que llegaremos hasta donde él lo permita.

Fuerzas e ilusión para seguir predicando y trasmitiendo su Palabra en el equipo no faltan. Y sabemos que internet obliga a estar reinventándose permanentemente. La Asamblea y el Consejo de iglesia locales aprobaron las líneas fundamentales del programa, que son las que seguimos. Aún nos quedan retos por delante que esperamos compartir con todos vosotros muy pronto y en los que ya estamos trabajando, y que van a ser toda una novedad.

Pero tenemos claro que los objetivos en el futuro no son una cuestión de números o visualizaciones. Cada vez que nos llega un mensaje de alguien al que le compartieron contenidos o que por casualidad se encontró con el programa y nos da las gracias por llevar el mensaje de Jesús a su vida, es un regalo que el cielo nos hace al equipo. Y nos empuja a seguir adelante a pesar de la oposición que el enemigo levanta.

E.A. ¿Qué le falta a La iglesia en casa?

Este programa tiene mucho recorrido todavía. Somos aficionados en un medio como internet donde la oferta de contenidos sigue creciendo. Compartimos la visión de evangelizar a través de este medio y llevar personas a Jesús, primero en nuestra área local, sin renunciar a todo aquel que quiera sumarse esté donde esté. Por eso queremos seguir mejorando con la participación de los mejores especialistas en sus áreas, estén donde estén. Internet nos facilita esta tarea… por ejemplo, ¿por qué no tener en directo al presidente de la Conferencia General?

Pero, sin duda, lo primero que necesitamos es mejorar nuestra formación. No dejamos de ser unos sencillos miembros de iglesia que comparten sus creencias, pero que no se ponen límites.

Por cierto, aprovechamos para incidir en que hay sitio para más colaboradores, no importa dónde estén. Si se identifican con nuestro programa y quieren aprender y compartir a Jesús, La iglesia en casa es su sitio… que se pongan en contacto con nosotros.

E.A. ¿Qué le sobra?

Ja,ja,ja… la primera respuesta que nos ha venido a la cabeza es que probablemente sobramos nosotros dos. Pero eso es lo bueno de nuestro Dios que toma personas tan imperfectas como nosotros, y a través de nuestras imperfecciones llega a las personas.

E.A. Ja,ja,ja. ¡Estamos seguros de que ninguno de los dos sobra! Ambos sois instrumentos muy valiosos en las manos del Señor. Gracias por poner vuestros dones a su servicio y al de la iglesia.

Desde la Revista Adventista queremos felicitar a Juanfra, Richard y a todos los colaboradores de La iglesia en Casa, por su labor a través de las ondas. Por su ilusión y entusiasmo, y por esa manera, preciosa, de compartir a Jesús con otras personas. Que el Señor siga bendiciendo y prosperando este podcast en vivo. Que pueda seguir alimentando la fe de todos los que ya conocemos al Maestro, y pueda seguir llegando a todas las personas que le buscan sinceramente. ¡Bendiciones para el programa y sus integrantes!

Lic. Teología & Comunicadora Editora Revista Adventista Productora radio y TV/ Redactora Web en HopeMedia Edit/coordin. Quecurso.com

Hay un comentario

  • Anónimo dice:

    Qué sorpresa más agradable… No hace falta ser un profesional o un especialista para hablar de Dios. Me encanta la idea del programa. Habéis ganado un suscriptor más!!! Mucho ánimo

Deja un comentario