Actualidad Adventista

Juan Vicente Torres, uno de los 50 «Magistrales» de la UPV 2019

Juan Vicente Torres, profesor del CEAS, ha sido seleccionado como uno de los 50 «Magistrales» por los alumnos de la Universidad Politécnica de Valencia.

Tags from the story
Juan Vicente Torres, profesor del CEAS, ha sido seleccionado como uno de los 50 "Magistrales" por los alumnos de la Universidad Politécnica de Valencia.

El profesor del CEAS, Juan Vicente Torres Alegría, ha sido nominado para estar entre los 50 docentes que los alumnos de la Universidad Politécnica de Valencia (UPV) han escogido como docentes destacados («Magistrales»). Esta segunda edición de los reconocimientos, se realizará el jueves 16 de mayo, por la tarde, en el rectorado de la UPV.

La idea de los «Magistrales» es una iniciativa de la Universidad Politécnica de Valencia (UPV) que pretende reconocer la labor de toda una profesión: la del docente de ESO, Bachillerato y Ciclos Formativos. Los alumnos eligen a aquellos docentes que en su día les marcaron por sus excepcionales capacidades, su dedicación, el dominio de su asignatura, su paciencia, su implicación y/o su habilidad para motivarles. Y es que, a la hora de seleccionar estudios superiores, la mayoría de los alumnos se han sentido inspirados en su elección por un profesor.

Magistral: «Perteneciente, o relativo al ejercicio del magisterio», según la RAE. Para los estudiantes, magistral es aquel profesor que siempre se preocupó por ellos, les inspiró y les ayudó a mejorar.

Los docentes seleccionados por el alumnado pueden ser de ciencias, letras, idiomas o arte… La idea surgió el año pasado, 2018. Por coincidir con el 50 aniversario de la UPV, el número de seleccionados se concretó en el medio centenar.

El próximo 16 de mayo tendrá lugar la segunda edición de estos reconocimientos , en el rectorado de la UPV. Asistirán los docentes, directores de centros, familiares, amigos y, por supuesto, el alumnado.

Entrevista a Juan Vicente Torres

¿Quién es Juan Vi Torres?

Pues soy un padre de familia, de 45 años, con mujer directora-profesora del departamento de primaria del CEAS (Campus Educativo Adventista de Sagunto); dos hijos adolescentes; profesional de la arquitectura desde el año 1999 y profesor del departamento de ciencias y tecnología en el CEAS.

Nací en Segorbe, junto a mi querida «Navajas» del alma, el 21 de abril de 1973. En el año 1975 me trasladé a Puerto de Sagunto, donde viví hasta 1995, fecha en la que me trasladé a Madrid para terminar mis estudios de arquitectura en la ETSAM de la UPM (Escuela Técnica Superior de Arquitectura de Madrid, de la Universidad Politécnica de Madrid).

Vengo de una familia emprendedora compuesta por un padre oficial de primera de albañilería, una madre profesional de la enseñanza de peluquería y estética y un hermano arquitecto técnico. De ahí, claramente, la atracción y vocación por la arquitectura desde que era niño, y la búsqueda de esa mezcla de diseño estético y constructivo en mis proyectos profesionales.

¿Qué ha significado para ti ser elegido por la UPV como uno de los 50 Magistrales como profesor en Bachillerato?

Cuando se pregunta qué ha animado a un alumno a elegir una titulación tecnológica, uno se da cuenta de que la motivación de un buen docente en etapas anteriores a la universidad es clave. La tarea de un profesor es educar y enseñar, por lo que haber sido reconocido por parte del alumnado es de agradecer muchísimo.

Que los antiguos alumnos se acuerden de ti y te reconozcan tras haber pasado por tu aula, da una motivación extra a las ganas de seguir mejorando como docente. Además, que el CEAS tenga un profesor con reconocimiento de la UPV, también es
un gran impulso para el centro. Por ello, debo agradecer a la UPV el fomentar este acto «Magistrales UPV» y esta iniciativa
entre sus alumnos de primero. La UPV ha consultado a sus estudiantes de primer curso sobre a qué profesores recordaban por su buen hacer durante el bachillerato. Ellos han elegido a 50 aunque, afortunadamente, son muchos más.

Los alumnos han elegido a «aquellos docentes que en su día les marcaron por sus excepcionales capacidades, su dedicación, el dominio de su asignatura, su paciencia, su implicación y/o su habilidad para motivarles».

¿ En qué institutos has impartido clase, durante cuánto tiempo y cómo ha sido tu experiencia docente en ellos?

A parte de algunas clases particulares, mi vida laboral como docente siempre ha sido en el CEAS. Previamente, tuve la suerte de que mis padres me matricularon en el CEAS, en 3º de EGB, cuando todavía no estaba implantado el ciclo completo de la EGB, por lo que se dependía de otro colegio de Sagunto para los alumnos más mayores. Mis padres creyeron en este colegio, si no, me hubieran dejado en el anterior CEIP Cervantes del Puerto de Sagunto.

Por tanto, mi formación fue completa en el CEAS desde el curso 1981-82 hasta mi graduación en mayo de 1991, terminando el antiguo COU por la opción A, de Ciencias Puras.

Tras mi etapa universitaria en la Escuela Técnica Superior de Arquitectura de Valencia y de Madrid, inicié la tarea docente en el curso escolar 2001-02, en la ESO, y en la modalidad de bachillerato de ciencias de la naturaleza y de la salud, de tecnología y de artes, por lo que ya llevo 17 años.

Como anécdota decir que, los profesores que me dieron clase en el CEAS, ahora son mis compañeros.

¿Qué asignaturas impartes y por qué te decantaste por ellas?

La modalidad de Tecnología en el bachillerato contiene el paquete de asignaturas técnicas enfocadas a las titulaciones ofrecidas por la UPV. Y mi especialidad es el Dibujo técnico.

Esta asignatura de modalidad, del bachillerato LOGSE, se cursaba inicialmente en 2º de bachillerato. En la actualidad la asignatura es obligatoria en los dos cursos de bachillerato.

La finalidad principal de esta asignatura es preparar bien a los alumnos para las Pruebas de aptitud para el acceso a la universidad, preparadas por la Comisión Organizadora de las Pruebas de acceso a la universidad.

Me apasiona mi profesión como arquitecto, por lo que me decanté por esta asignatura, completamente relacionada con la representación gráfica de tus proyectos. Siempre les recuerdo una cita de Albert Einstein: «Si no puedo dibujarlo, es que no lo entiendo».

¿Cuál es tu secreto para el éxito como docente? ¿Cómo logras motivar e interesar en tu asignatura a tus alumnos?

Mi asignatura es específica de modalidad, por lo que el alumnado del bachillerato de ciencias se divide, en la rama de tecnología y de ciencias de la salud. Esto lleva a una clase con un número reducido de alumnos, por lo que la atención al alumno es total. Reconozco que son clases casi particulares con un altísimo nivel de rendimiento. El éxito está garantizado.

Los alumnos de 1º de universidad, cuando cursan Dibujo técnico, Expresión gráfica o geometría descriptiva, en sus respectivos carreras, me lo dicen: «Juan Vi, vamos sobrados».

Llevo presentando alumnos a las pruebas PAU de selectividad desde junio de 2002. En el aula hay todo tipo de alumno, evidentemente, pero el alumno que aprueba los altos niveles de exigencia, calidad y precisión que exijo en mi asignatura, garantiza el aprobado, con nota, en la asignatura de Selectividad.
Todo alumno presentado a la asignatura de DTE en las PAU, ha aprobado, en todas y cada una de las promociones desde 2002-2018. 100% aprobados. Y este año en junio de 2019 ocurrirá igual.

Trabajo y comunicación

Hay un trabajo importantísimo, por parte del profesor, y que da una enorme seguridad a los alumnos, y es la comunicación constante con los coordinadores de las pruebas PAU, asistencia a las reuniones de coordinación, pidiendo información, exigiendo claridad en criterios de corrección, obtener variedad de preguntas tipo de examen y, todo esto, transmitirlo al alumno.
Conseguir que el alumno sepa, prácticamente lo que le van a preguntar y dominarlo al 200%. De hecho su único rival, debe ser el tiempo, los famosos 90 minutos de duración del examen. Siempre les digo que, cuando vean el examen, van a saber resolver todas las preguntas, sin problema, pero que las deben acabar en tiempo.

Para ello los motivo de muchas formas, hemos llegado a cronometrar la resolución de preguntas en clase, con tabla comparativa en clase, indicando el tiempo empleado por cada alumno. Todo para optimizar el tiempo de resolución de cada tipo de pregunta de cara al examen. Volvemos a realizarlo completo, para que cada alumno mejore su tiempo en la ejecución de cada una de las preguntas, como si fueran series de entrenamiento de running de 3x1000m. Una competición completa de reducción de tiempo con máxima calidad del acabado, resolución, limpieza y precisión.

Preparando para la Selectividad

Trabajo muchísimo con figuras tridimensionales, tetraedros, cubos, octaedros, todos obtenidos mediante impresión 3D con la impresora que dispone el CEAS. Figuras representativas para la resolución de ejercicios de diédrico y asentar las bases en los trabajos de vistas.

Y por último algo, exigido en los últimos años en la prueba de Selectividad: el desarrollo del croquis a mano alzada. Por lo que salimos al exterior del aula para croquizar bancos, papeleras, fuentes, pérgolas y escaleras, a mano alzada, para desarrollar este campo.

Porque el éxito no sólo es enseñar bien, con nivel de calidad, sino prepararlos para ese filtro de acceso a la universidad y que al enfrentarse a ese examen, les sea más fácil que lo aprendido en el curso.

Para mí, el secreto del éxito como docente es la aplicación real y material de lo que se está enseñando en la vida real. La motivación real, a cada alumno, preguntar sobre lo que quieren ser y transmitir la aplicación del campo del Dibujo Técnico en todas y cada una de las facetas de cualquier grado de ingeniería, topografía y de arquitectura. Que, al fin y al cabo, es lo que van a estudiar al año siguiente.

¿Qué relación hay entre tu profesión y tu rama docente?

Por mi profesión de arquitecto, la herramienta gráfica del dibujo, tanto técnico como artístico, la utilizo a diario en las reuniones con clientes, propuestas de proyectos y croquis a mano alzada, tanto para aclaraciones en las visitas de obra, como para los primeros bocetos de un proyecto nuevo.

Un arquitecto debe hablar con sus trazados técnicos, primero hechos a mano alzada y posteriormente, redactados y dibujados con las oportunas herramientas de diseño asistido por ordenador. Las técnicas de expresión gráfica son indispensables.

Por tanto, los alumnos deben aprender a expresarse con el dibujo, resolver problemas de geometría plana y desarrollar su visión espacial con los sistemas de representación del dibujo técnico. La clave de la parte docente del DTE es aprender con los medios auxiliares manuales, portaminas, escuadra y cartabón, compás y doble decímetro. Todos sabemos que después se dibuja con diseño asistido por ordenador, mediante CAD, pero para saber ejecutarlo en CAD antes debes haberlo aprendido a mano.

Exigencias que se les pedirán a los alumnos de la UPV en titulaciones específicas que necesiten el Dibujo técnico y geometría descriptiva.

¿Qué ha implicado para ti, y para tus alumnos, ser antiguo alumno del Politécnico?

Haber estado en la UPV y en su Escuela Técnica Superior de Arquitectura, y conocer el mundo laboral en el sector técnico de la arquitectura y urbanismo, da una perspectiva hacia los alumnos y de la asignatura espectacular. Como antiguo alumno de la UPV sé el nivel de exigencia que tiene cualquier titulación de la UPV, considerada una de las mejores universidades de España.
Saber lo que se van a encontrar por las aulas y pasillos de la Universidad es un plus para un profesor ex alumno de la UPV.

Durante muchos años has sido, y sigues siendo, profesor en el CEAS ¿Qué aporta este colegio a los alumnos, en tu opinión?

Pues ya son 17 años en el CEAS y este colegio, al igual que me aportó a mí durante mis años de estudio, les deja una impronta diferente a otros centros públicos. Es un centro religioso adventista en el que las tres columnas se desarrollan por completo:
«Mente, Cuerpo y Espíritu». La clave de la enseñanza y educación es la atención personalizada y la implicación, que como centro concertado, les damos a los alumnos. Y sobre todo ofrecer un alto nivel de calidad y profesionalidad en la enseñanza de las materias troncales de educación secundaria y bachillerato y en las modalidades de Tecnología, Ciencias de la Naturaleza y Salud, Humanidades y Ciencias Sociales que imparten los profesores del CEAS.

Además, aportamos el gabinete de orientación de los alumnos para la elección de su futuro ciclo universitario, visitando universidades como la UPV entre otras. Con lo cual, un alumno del CEAS, tiene valores de sabiduría (de Dios), justicia,
misericordia, perdón (de Dios también), fortaleza, templanza y constancia.

¿Qué aporta la educación en valores a los alumnos que después van al politécnico y a la sociedad?

La educación en valores es clave, ya que antes o después, bien vayan a la universidad o hagan su inmersión en el mercado laboral, deben destacar, aparte de por sus conocimientos, por sus valores y su actitud transmitiendo buen compañerismo, con alumnos y profesores, respeto durante trabajos en equipo, dedicación, perseverancia, mostrando ayuda en colaboraciones, entrevistas de trabajo y con esos principios asentados, su desarrollo en la UPV y en la sociedad en general, tendrá más garantías.

Noticias relacionadas:

Noticia de 2018: Magistrales: La UPV reconoce la extraordinaria labor de 50 docentes de educación secundaria de la Comunitat Valenciana

Vídeo de 2018: Magistrales: reconocimiento a 50 docentes ejemplares

Tags from the story