Actualidad Adventista

Jornadas de Conmemoración del 502º Aniversario de la Reforma, en Zaragoza-Torrero

A estas jornadas acudieron muchos protestantes (adventistas y no adventistas), además de católicos. Fueron intensos momentos de recuerdo y reflexión.

Tags from the story
A estas jornadas acudieron muchos protestantes (adventistas y no adventistas), además de católicos. Fueron intensos momentos de recuerdo y reflexión.

Un año más se programaron y desarrollaron, en la iglesia adventista de Zaragoza-Torrero, unas jornadas relacionadas con el aniversario de la Reforma. Las diversas actividades tuvieron lugar durante los días 26 y 27 de octubre. Estas jornadas contaron con asistencia de amigos protestantes y católicos. 

Como cada año, y por iniciativa de unos hermanos de iglesia, se continúan desarrollado estas jornadas en las que recordamos el valor de la Reforma Protestante.

Puesto que en nuestros días se percibe una desvalorización y poca consideración de unos hechos del pasado que convulsionaron el cristianismo del siglo XVI, las jornadas anuales sobre la Reforma con sus cinco “sola”, tratan de rememorar el valor histórico de los principios de la fe apostólica y reafirmar la identidad y fe adventista. Una manera de traer, con gratitud, a nuestra memoria los acontecimientos acaecidos en el pasado, de los que, como iglesia, somos beneficiarios.

Durante el culto del sábado, el contenido de la predicación versó sobre la gracia en las dos Alianzas, según el testimonio del apóstol Pablo en Hechos 20:24,  del “Evangelio de la gracia de Dios”  (Mt. 20:24)

Por la tarde tuvo lugar una mesa redonda sobre la Ley y el Evangelio, seguida de coloquio con los asistentes, con muchas intervenciones de adventistas y también de otras denominaciones. Seguidamente, en torno a una mesa bien surtida, tiempo de convivencia fraterna.

Actividades del domingo

Las actividades del domingo se desarrollaron en la Iglesia Reformada de Aragón. El sermón, basado en la Palabra de Dios, tuvo como reflexión: “Solo por gracia”. Seguidamente se celebró un emotivo servicio de Santa Cena.

Después, como en otras ocasiones, se ofreció una comida fraterna en un salón de la iglesia, a la que siguió una larga y amena sobremesa llena de numerosos testimonios espontáneos, desarrollados en un ambiente social de cristianismo plural. No faltaron cantos de esperanza, en esta ocasión de un grupo vocal adventista improvisado, e himnos conocidos que muchos cantaron.

“Oh Señor, aviva tu obra en medio de los tiempos, en medio de los tiempos hazla conocer” (Habacuc 3:2)

Autor: Joan Carretero, corresponsal de la Revista Adventista en Zaragoza-Torrero

Tags from the story
0