El día 21 de octubre de 2018 falleció la hermana María Vázquez Tizón a la edad de 84 años. La ceremonia fue oficiada por nuestro pastor José María Weindl.

María siempre estaba feliz, su carácter destacaba por derrochar felicidad y cariño hacia los demás. A pesar de llevar bastante tiempo con problemas de salud, ella siempre contestaba: “bien, todo bien”,  cuando alguien le preguntaba como se encontraba.
Compartía una gran complicidad y amor con su marido Emilio.

Bautizada en 1996

“Maruja”, como la llamaban sus amigos, entró a formar parte de la iglesia adventista el 24 de noviembre de 1996, cuando fue bautizada por el pastor José Javier Lacueva Cerdá. Había conocido el evangelio a finales de los años 60, pero no fue hasta 25 años después que decidió entregar su vida al Señor junto a su esposo y a su hijo mayor.

Trabajadora incansable

Siempre fue una trabajadora incansable colaborando en la iglesia en todo lo que se le pedía. Resultaba entrañable escucharla, cada sábado, recitar el versículo para memorizar en la Escuela Sabática.

Confianza en el Señor

A pesar que durante muchos años su salud fue muy delicada, nunca perdió el ánimo y la confianza en el Señor. Siempre fue un ejemplo para todos los que la conocieron.

No es un “adiós”, tan solo un “hasta pronto”

María Vázquez ha dejado un gran vacío en la iglesia y en su familia, pero estamos seguros que la volveremos a ver en el glorioso día de la resurrección. Hasta pronto, querida Maruja.

Daniel Riveira. Corresponsal de la Revista Adventista en la iglesia de Ferrol. 

Foto: Antonio Porto Vázquez

Foto de cabecera: zixuan Fu en Unsplash

 

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la Revista Adventista. La Revista Adventista se reserva el derecho de aprobar, ocultar o excluir comentarios que sean ofensivos y que denigren la imagen de cualquier persona o institución. Tampoco serán aceptados anuncios comerciales. Por favor, que tu comentario sea respetuoso y cortés con el autor y con otros lectores.