Skip to main content

Hay un tiempo para cada cosa, como nos dice el libro de Eclesiastés. Por eso en estos días tan especiales queremos recordar a todas las personas que es tiempo de celebración y de adoración, a la par que destacamos ciertos aspectos: la Navidad no se trata de abrir regalos, sino de abrir nuestro corazón. No se trata de tener la casa perfecta, sino de dar calor a los que queremos.

La Navidad no son los adornos, las luces, ni las guirnaldas, sino los sentimientos compartidos con las personas queridas. Lo importante no es la comida, sino el alimento diario que recibimos del Padre. Lo fundamental no es estar solos o pasarlo en familia, sino recordar que nuestro Salvador nació en la tierra y que quiere nacer en nuestros corazones cada día.

Por eso, el equipo que formamos el departamento del Ministerio de la Mujer te deseamos una ¡Feliz Navidad!, y un 2023 repleto de bendiciones para compartir. Porque ya está más cerca nuestra salvación, que cuando creímos. Y eso son buenas noticias.

Este mensaje va para ti, pero está especialmente destinado a todas las mujeres, sin excepción, allí donde quiera que estén y cualesquiera que sean sus circunstancias personales en estos momentos. Porque ellas son, también, el motor que mueve el mundo. Especialmente cuando son dirigidas por nuestro amante salvador Jesucristo. De esta manera deseamos compartirte, y compartirles, todo nuestro cariño, admiración y protección.

Autora: Mercedes Martínez Bou, responsable del Ministerio de la mujer de la Iglesia Adventista del Séptimo Día en España.

2 comentarios

  • Pia dice:

    Muchas gracias por los buenos deseos, por las palabras tan reconfortantes, por el apoyo y por estar ahí Mercedes y todo equipo del MM nacional.
    Feliz Navidad.
    Bon Nadal

  • Yolanda dice:

    Muchas gracias, equipo del M.M., es grato saber que que contamos con ustedes, gracias Mercedes por hacer posible este acercamiento, felices fiestas para todos!!