Actualidad Adventista

Enredados en el Árbol de la Vida. Retiro espiritual en Entrepeñas

Mateo 6:33 nos invita a plantar flores de manera voluntaria, e intencionada, en el corazón de nuestra familia. De lo contrario, las malezas crecerán.

Mateo 6:33 nos invita a plantar flores de manera voluntaria, e intencionada, en el corazón de nuestra familia. De lo contrario, las malezas crecerán.

Los pasados días 12 al 14 de abril, las iglesias de las Rosas, Alcalá, Guadalajara, Pinto, Calatrava y Aranjuez celebramos un retiro espiritual en el CAM de Entrepeñas. Asistieron 175 personas.

Este retiro fue dirigido a las familias, y jóvenes, de nuestras congregaciones. Esos días pudimos disfrutar de temáticas de vital importancia para nuestro crecimiento espiritual, así como momentos de oración, alabanza y entretenimiento. Todo ello en medio de los maravillosos espacios verdes del Centro de Actividades Múltiples (CAM) de Entrepeñas, su comida sana y  su buena atención.

Los invitados especiales fueron el psicólogo Carlos Chimpén y el profesor Luís Fajardo.

Árbol de la Vida

Nuestro Árbol de la Vida, tema central de este encuentro, nos ayuda a entender la importancia de reconocer, y agradecer, nuestras raíces. Ellas, en cierta forma, son las responsables de nuestro pasado; mientras que nosotros, como ramas que se extienden al viento, somos los responsables de los frutos de nuestras expectativas y esperanzas. Nos nutrimos de lo que pesamos, y de nada sirven los éxitos si no tenemos una familia con quien compartirlos.

Algunas veces, nacer en una familia acaudalada trae consigo algunos beneficios, pero la dura realidad nos dice que eso no es todo. Mateo 6:33, nos invita a plantar flores de manera voluntaria, e intencionada, en el corazón de nuestra familia. De lo contrario, las malezas crecerán automáticamente.

No tenemos familias perfectas, pero si un Dios perfecto que las cuida

Como dijo un gran escritor: “hemos nacido con la cara que Dios nos ha dado”, pero está en nosotros embellecerla o afearla según las emociones o pensamientos que abracemos. De igual manera, no tenemos familias perfectas, pero tenemos un Dios perfecto que cuida de nuestras familias.

A finalizar el ultimo tema del domingo, todos los presentes redactaron unos consejos prácticos, comunitarios, para ser felices en pareja y hacer felices a otras parejas.

En nuestro tiempo presente, como en los días de Noé, la gran mayoría se opone a la verdad. Cada vez más personas se adhieren a diversas corrientes de pensamiento que, inevitablemente, les alejan de Dios. Pero en este retiro hemos visto cómo nuestros jóvenes, familias y parejas allí reunidas, consiguieron fortaleza y seguridad en Dios Todopoderoso y su palabra. Todo ello gracias a las herramientas humanas dispuestas por Él. Nuestra gratitud al pastor Eufracio Oropeza, al pastor Loris Bizzarro, a Carlos Chimpén y a Luís Fajardo.

Autor e imagen: Abelardo Martínez­, miembro de la iglesia adventista de Guadalajara.