Skip to main content

Este pasado sábado 2 de octubre celebramos, en Girona, el bautismo de Eduardo L. y Rosario B., así como la profesión de fe de Veronica J.

Evangelización «boca a boca»

Un feliz día, no hace mucho, Eduardo L. decidió bautizarse en la iglesia de Girona. Él es el esposo de Digla, una hermana que se bautizó un poco antes. El suyo es un hermoso testimonio de cómo Dios trabaja a través de la evangelización «boca a boca».  Un método que, según nuestro pastor Félix Valtueña, nunca dejará de ser el más eficaz para llevar a las personas a Cristo. El cariño y el «testimonio personal» abren una gran ventana al poder del Espíritu Santo.

Rosario B. ha sido bendecida con una familia numerosa con hijos y nietos y utiliza el «boca a boca» para evangelizar todos los días, porque tiene amor por Jesús.

El pastor Valtueña pasó mucho tiempo con nuestros nuevos miembros, compartiendo estudios bíblicos con ellos y con su familia, mostrándoles el camino a Cristo. Por eso fue una inmensa alegría para él realizar esta hermosa ceremonia.

Evangelzación en las redes

Victoria J. hizo su profesión de fe ese mismo sábado. Verónica se casó en nuestra iglesia antes de que llegara la pandemia. Ella es activa en el ministerio en las redes sociales, que hoy en día se ha convertido en un medio muy importante para compartir la buena noticia del evangelio.

¡Gloria a Dios por darnos la oportunidad de dar la bienvenida a otras 3 preciosas almas a nuestra familia de la iglesia! Deseamos que el Señor siga obrando a través de sus hijos, para alcanzar a muchas personas que todavía no le conocen. El amor de nuestro Dios cambia nuestra vida aquí y nos da esperanza en la vida eterna.

Autora. Fenella Pol, corresponsal de la Revista Adventista en la iglesia de Girona

 

Hay un comentario

  • Lizette Pineda dice:

    Me encanta tu trabajo Fenella, porq informa lo sucedido. No sabía q se había bautizado la hna Rosario una persona q ha luchado mucho para llegar hasta allí q bueno me alegro mucho por las dos personas q llevaron al bautismo. Dios esté siempre con ellos

Deja un comentario