+Media

Comenzamos nueva temporada de ESV, sobre Esdras y Nehemías

Acompáñanos en esta 4º temporada sobre Esdras y Nehemías, con unos invitados de lujo. Estudiemos juntos como Dios nos cuida, a través de la historia.

Tags from the story
Acompáñanos en esta 4º temporada sobre Esdras y Nehemías, con unos invitados de lujo. Estudiemos juntos como Dios nos cuida, a través de la historia.

Comenzamos el 4º trimestre del año con una nueva temporada de Escuela Sabática Viva (ESV). El librito de este trimestre se titula «Esdras y Nehemías» y los ponentes de nuestro programa son verdaderos expertos en temas de historia Bíblica. En esta ocasión, los presentadores de ESV son: la profesora Esther Sánchez: doctora en Teología (especialidad en Teología Sistemática) y máster en Enseñanza de las Segundas Lenguas; el profesor Víctor M. Armenteros: doctor en Filología Semítica (Hebreo-arameo), doctor en Teología (Antiguo Testamento), máster en Educación; y Eric Sierra, licenciado en Historia y profesor.

Deseamos que disfrutes de esta temporada. En este primer capítulo hablamos de Zorobabel y Esdras.

Introducción

Esdras y Nehemías fueron líderes excepcionales, teocéntricos, alineados con la Palabra y guiados por el Espíritu, con un profundo deseo de que el pueblo de Dios prosperara, y que su nombre fuera exaltado y proclamado en todo el mundo. Su vida ejemplificó lo que Dios puede hacer a través de líderes-siervos fieles y dedicados. Las lecciones de este trimestre ilustran que la vida es complicada. En cuanto intentamos hacer cosas buenas, aparecen obstáculos y surge la oposición. Incluso los amigos pueden oponerse abierta o secretamente a nosotros, y quizá se conviertan en nuestros enemigos.

Los obstáculos y la resistencia al bien demuestran que Satanás está vivo y que el pecado es real. Luchar contra Satanás es humanamente imposible, porque el mal es más fuerte que nosotros. Solo Dios puede asegurarnos la victoria, revolucionar nuestro pensamiento y darnos poder para vivir en forma equilibrada. Los desalientos de la vida son oportunidades para el cambio. Las decepciones pueden ayudarnos a centrarnos en lo esencial y acelerar nuestro crecimiento espiritual, a medida que obtenemos la victoria sobre cada crisis gracias al poder de Dios. Ni el libro de Esdras ni el de Nehemías concluyen con optimismo.

El pecado es un asunto serio, se propaga en forma fácil y rápida. El mayor desafío no proviene de afuera, sino de la infidelidad del propio pueblo de Dios, que no sigue su voluntad revelada.

Para cumplir con el punto de partida de las profecías de las 70 semanas y las 2.300 tardes y mañanas (que comenzaron en 457 a.C.), Dios intervino misericordiosamente e influyó en el rey Artajerjes I, quien permitió que Esdras y un grupo de israelitas regresaran a Jerusalén, garantizó la seguridad del viaje, e incluso facilitó las provisiones físicas y financieras necesarias para los servicios del Templo (Esd. 7:11-28).

La fidelidad de Dios

Los temas teológicos clave de estos dos libros son la providencia, la fidelidad y el Pacto de Dios.

Dios cumplió sus promesas, a pesar de que su pueblo era intolerante, desorientado, distraído y obstinado. A través de sus siervos, él los llamó desde su estado de letargo al reavivamiento y la reforma.
La obra de restauración y reforma que hicieron los desterrados al regresar bajo el liderazgo de Zorobabel, Esdras y Nehemías nos presenta un cuadro de la restauración espiritual que debe realizarse en los días finales de la historia de esta Tierra. El remanente de Israel era un pueblo débil, expuesto a los estragos de sus enemigos; pero por su medio se proponía Dios conservar en la Tierra un conocimiento de sí mismo y de su Ley. Ese remanente había de custodiar el culto verdadero y los santos oráculos” (PR 499, 500).

Esdras y Nehemías están históricamente ligados y cubren una transición fundamental en la vida del pueblo de Dios. Estos 23 capítulos forman una gran historia, pero con subunidades; son complementarios y cubren temas teológicos similares. Al estudiar cuidadosamente el patrón que se revela en la composición de estos dos libros, podemos discernir las grandes acciones históricas de Dios y su liderazgo misericordioso.
Ten en cuenta que no todo lo que se presenta en estos libros está escrito en orden cronológico, y que algunas partes están compuestas de manera temática. Al estudiar la Palabra de Dios en este trimestre, que el Señor nos bendiga al inspirarnos, tocar nuestro corazón, transformar nuestro pensamiento, y permitir que diariamente lo sigamos con fidelidad y entusiasmo.

Temas

Los temas de esta nueva temporada de ESV, así como del librito de Escuela Sabática, son:

1. Encontrarle sentido a la historia: Zorobabel y Esdras
2. Nehemías
3. El llamado de Dios
4. Cómo hacer frente a la oposición
5. Se viola el espíritu de la Ley
6. La lectura de la Palabra
7. Nuestro Dios perdonador
8. Dios y el Pacto
9. Pruebas, tribulaciones y listas
10. Adoración al Señor
11. Un pueblo reincidente
12. Cómo afrontar las malas decisiones
13. Los dirigentes de Israel

Primer capítulo: Zorobabel y Esdras

Nuestro Dios es el Señor de la historia. Él interviene a favor de su pueblo para cumplir sus promesas de llevarlo a casa. Él cuidó a los israelitas y cuidará de nuestras necesidades de acuerdo con sus tiempos perfectos.

Los libros de Esdras y Nehemías, que originalmente formaban una unidad, comienzan con una lección de la obra misericordiosa de Dios a favor de Israel a través del rey Ciro. Los libros se centran específicamente en la línea de tiempo del ministerio de Zorobabel y Esdras. El primer grupo de exiliados, que regresó a Israel en 537/536 a.C., fue dirigido por Zorobabel, el gobernador, y Jesúa, el sumo sacerdote. La experiencia de Zorobabel con la reconstrucción del Templo de Jerusalén se registra en Esdras 1 a 4:5. Esdras 7 luego comienza a relatar el regreso del segundo grupo de exiliados, bajo el liderazgo de Esdras, unos ochenta años después.

El estudio de esta semana comienza con las profecías sobre la primera repatriación de los exiliados. Estas profecías, que se encuentran en los libros de Jeremías y Daniel, consisten en la predicción de setenta años de exilio por parte del profeta Jeremías (Jer. 25:1112) y la angustia subsiguiente de Daniel con respecto al cumplimiento de la profecía en Daniel 9. Dios le asegura a Daniel que él cuida a los exiliados y que cumplirá su palabra. El rey medopersa, Ciro, cumple la profecía y ordena a los judíos que regresen y reconstruyan su Templo bajo el liderazgo de Zorobabel.

El segundo grupo de repatriados llegó en 457 a.C., unos sesenta años después de la reconstrucción del Templo de Jerusalén, en 515 a.C. Esdras 7, que detalla la repatriación, es una introducción a la persona de Esdras, un escriba y experto en la ley del Señor. En otras palabras, Esdras es un maestro de la Torá y dedica su vida a servir a Dios. Intenta reavivar el interés por la Palabra de Dios entre los exiliados.

Texto Clave: Esdras 1:1-3.

Enfoque del estudio: Esdras 1Esdras 4:1-5, y Esdras 7

Tags from the story