Actualidad Adventista

Código Ético sobre la Comunicación Audiovisual de nuestra Fe

La proclamación de la Buena Nueva es el máximo acto comunicativo al que puede aspirar un ser humano.

Tags from the story
La proclamación de la Buena Nueva es el máximo acto comunicativo al que puede aspirar un ser humano.

La máxima comunicación

Compartir el evangelio no es sólo un derecho básico del ser humano sino una gozosa responsabilidad cristiana basada en un mandato divino (Mateo 28:19-20; Marcos 16:15). La proclamación de la Buena Nueva es el máximo acto comunicativo al que puede aspirar un ser humano. Esta comunicación es central en la vida cristiana (1 Corintios 9:16) en tanto en cuanto hemos sido designados como la sal y la luz del mundo (Mateo 5:13-14); hemos sido escogidos para proclamar las obras maravillosas de Dios en nosotros (1 Pedro 2:9); y dicha comunicación posee una dimensión escatológica (Mateo 24:14; Apocalipsis 14:6).

La transmisión de la fe como gran comisión es comprometerse en un diálogo en el que resuena el Evangelio, se expresa la fe en Jesús y se entra en el querer de Dios para con nosotros y nuestros interlocutores. Es mediante la comunicación que el ser humano conoce la salvación (Romanos 10:14-15). No obstante, no todo vale en dicha transmisión pública de la fe y por ello apelamos a una ética basada en principios bíblicos que promueva los valores cristianos y evite en todo momento que nuestra comunicación pueda llegar a ser contraproducente o anti-evangelio (Mateo 23:15; Romanos 2:24).

Nuestra conducta y responsabilidad en el ejercicio de dicha transmisión son esenciales no sólo para el éxito de la evangelización sino para la sana supervivencia del evangelio, de tal forma que aporten a la sociedad relaciones recreadoras, relevantes y empáticas con sus creyentes o con cualquier persona con inquietudes espirituales o de otro tipo. Entendemos que en gran parte el futuro de nuestra iglesia dependerá de manera directa de la salud de la transmisión de la fe. A la sana doctrina debe acompañarle una sana comunicación.

Si bien este Código Ético está pensado para su aplicación en los medios de comunicación, sus valores son transversales y también sirven para cada individuo (Mateo 28:19-20; 2 Corintios 3:2-3; 5:20; 6:1; 1 Timoteo 4:12) y para la iglesia en su forma comunitaria e institucional, en relación a otros individuos, organismos y entidades –sean religiosas o no– (Hechos 9:31; 15:3; Efesios 3:10; Apocalipsis 14:6).

Presentación del Código

Reconocemos la vital y creciente importancia de los medios de comunicación como canales de transmisión de la fe adventista en la sociedad actual.

  • Este Código Ético surge de la necesidad de definir una postura oficial de la Iglesia Adventista del Séptimo Día en España en relación a sus iniciativas y conductas institucionales en los medios de comunicación audiovisual.
  • Su objetivo es promocionar y consolidar los valores bíblicos que definen el carácter y la identidad de la comunicación del evangelio en la sociedad actual, así como los principios que han de inspirar la producción y transmisión pública de la fe en los medios de comunicación adventistas.
  • El documento es fruto de la participación del Departamento de Comunicaciones, la Comisión de Ética y el Consejo Ejecutivo de la Unión de Iglesias Cristianas Adventistas del Séptimo Día de España. El presente Código Ético es una documento vivo, que puede ser sometido a cambios, correcciones y mejoras futuras.
  • Su ámbito de aplicación se circunscribe al territorio del Estado Español –sin menosprecio de que pueda ser adaptado a contextos internacionales por parte de otras instituciones adventistas–.

Descarga el Código

Lee aquí el CÓDIGO ÉTICO: LA TRANSMISIÓN PÚBLICA DE LA FE EN LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN ADVENTISTAS DE ESPAÑA

 

Autor: Departamento de Comunicaciones, Unión de Iglesias Cristianas Adventistas del Séptimo Día en España
Imagen: Photo by Arthur Miranda on Unsplash

Tags from the story
0