Skip to main content

El sábado 17 de septiembre celebramos el bautismo de nuestra querida hermana Carina B., en la iglesia de Girona.

Carina y sus hermanos fueron criados en la iglesia, pero poco a poco se distanciaron de Dios para vivir según la sociedad. Ahora varios hermanos están volviendo a entregar sus corazones a Jesús de nuevo. El sábado 17, después de mucha lucha, finalmente, es el turno de Carina. ¡Qué hermoso milagro!

El sermón: «La última generación»

El pastor Félix Valtueña predicó sobre la última generación en esta tierra. Según él, no queda mucho para que vuelva Jesús. Destacó dos visiones que existen hoy en el mundo. Una que cree que seguiremos pecando hasta que Jesús venga y otra que cree que podemos obtener la victoria en Cristo para poder ir al cielo. Nos advierte de no sentirnos cómodos en nuestros pecados. Apocalipsis 4:4-5 dice: «Estos son los que no se contaminaron con mujeres, pues son vírgenes. Estos son los que siguen al Cordero por dondequiera que va. Estos fueron redimidos de entre los hombres como primicias para Dios y para el Cordero; y en sus bocas no fue hallada mentira, pues son sin mancha delante del trono de Dios».

»Podemos obtener la victoria, pues es una promesa de Dios: 1 Corintios 15:57 «Mas gracias sean dadas a Dios, que nos da la victoria por medio de nuestro Señor Jesucristo». No debemos temer que no podamos guardar los mandamientos, pues Dios dice: «No os ha sobrevenido ninguna tentación que no sea humana; pero fiel es Dios, que no os dejará ser tentados más de lo que podéis resistir, sino que dará también juntamente con la tentación la salida, para que podáis soportar». (1 Corintios 10:13). Dios no nos abandona nunca, aseguró Félix. «Hay esperanza y por fe, con el poder de Cristo, ¡podemos ser victoriosos!».

El bautismo

Cuando llegó la hora para la ceremonia del bautismo de Carina, cantamos el himno 580: «En las aguas del bautismo», en presencia de amigos y familiares. Entre ellos sus hijas: Agostina, Macarena y Martina.

Tras el bautismo, Carina recibió el certificado bautismal y muchos obsequios de parte de amigos especiales, familiares, del ministerio de mujer de la iglesia y del pastor. Mayormente, fueron libros espirituales y libros sobre salud. Además, recibió unas rosas blancas de su yerno Oriol.

Abrazada a su hermana, y muy emocionada, Carina testificó que esta decisión no fue fácil de tomar. Llevaba muchos años luchando por dejar las cosas «del mundo». Pero con ayuda de Dios seguirá el camino de Cristo. El pastor levaba algunos años dándole estudios bíblicos, y actualmente también están estudiando con el pastor, su hija y su yerno. Nuestro deseo y la oración es que toda la familia se entregue al Señor para que el día que Jesús venga, se puedan juntar otra vez en el reino de los cielos.

El pastor terminó la fiesta con una oración especial para la familia. Seguidamente, cantamos los himnos 576: «Proclamo hoy que soy cristiano» y 281: «He decidido seguir a Cristo». Finalmente, terminamos con el himno favorito de Carina: «Cuando suene la trompeta» (169).

Un nuevo comienzo

La iglesia de Girona le desea a Carina lluvias de bendición para este nuevo comienzo. Que se mantenga firme en la fe y que pueda testificar a sus seres queridos del inmenso amor de Dios. En los momentos difíciles, que recuerde su versículo favorito: «En paz me acostaré, y asimismo dormiré; Porque solo tú, Jehová, me haces vivir confiado» (Salmos 4:8). Amén.

Autora: Fenella Pol, corresponsal de Revista.adventista.es en la iglesia de Girona. 

Hay un comentario