Skip to main content

Nuestros hermanos Traian M.V. y Dorina M.V. fueron sumergidos, el viernes 29 de abril, en las aguas bautismales del río Jordán. Una experiencia inolvidable para ellos. El sábado 14 de mayo los recibimos oficialmente como hermanos de nuestra congregación de Reus.

Una de las fechas inolvidables de nuestra existencia es el nacimiento. Lo celebramos a lo largo de toda nuestra vida, en forma de cumpleaños. Lo hacemos acompañados de aquellas personas que nos han visto nacer o que nos son cercanas. Familiares, amigos, compañeros de trabajo, se alegran con nosotros cada año.

Cuando una mujer se acerca al momento de entregar un nuevo ser al mundo, decimos que «da a luz» y la alegría de esta entrega dura todo su vida. Ver como ese nuevo ser crece, se desarrolla, se enfrenta a nuevos retos, aprende, se forma, es una satisfacción, y un desafío, para ella y para todos los familiares cercanos con los que tiene contacto.

Algo parecido ocurre con nuestra conversión religiosa. Alguien nos habla del Evangelio, nos acerca al conocimiento bíblico y nos pone en el camino de «la Luz» divina. A partir de ese momento ve como crecemos, desarrollamos, enfrentamos a nuevos retos, aprendemos y nos va acompañando a lo largo de nuestra experiencia religiosa. Y crecemos, junto con nuestros hermanos en la fe, quienes están a nuestro lado a lo largo del camino vital y espiritual de fe que nos conduce a cuando Cristo vuelva y nos lleve a vivir con Él por la eternidad.

Bautismo de Traian y Dorina

Si hermosa es esta experiencia, en el caso de nuestros nuevos hermanos Traian Marius Vintu y Dorina Madalina Vintu es doblemente remarcable. Una vez terminados sus estudios de preparación bíblica para el bautismo con nuestro pastor Juan Carlos Peñalver, ellos decidieron entregar sus vidas a Jesús y se les presentó la oportunidad de hacerlo de una forma poco habitual. En Rumania vive el pastor Traian Aldea, que es especialista en arqueología, conoce en profundidad la tierra donde vivió Jesús y organiza viajes de estudio para quienes están interesados en conocer más las tierras bíblicas.

Nuestros hermanos Traian y Dorina, tenían previsto realizar uno de estos viajes con él y le preguntaron si podría bautizarlos allí. El pastor Aldea les dijo que no tenía ningún inconveniente si la iglesia local se lo autorizaba. Tanto el Consejo de iglesia, como la congregación de Reus los aceptó en su feligresía previo bautismo por el pastor Aldea. Entonces efectuaron los preparativos oportunos para poderse bautizar en el río Jordán.

El viernes 29 de abril fueron sumergidos en las aguas bautismales de ese mismo río y esos mismos paisajes donde fue bautizado nuestro Maestro. Estamos seguros que esta experiencia es y seguirá siendo algo inolvidable para ellos. El sábado 14 de mayo los recibimos oficialmente como hermanos de nuestra congregación de Reus y deseamos que su experiencia en tierras bíblicas pueda durar en sus corazones hasta el día en que todos juntos levantemos nuestra mirada para recibir a Jesús en las nubes de los cielos.

Autor: Jordi Abad, corresponsal de la Revista Adventista en la iglesia de Reus.

Deja un comentario