Skip to main content

Adelin S., hijo del pastor Dumitru S., se bautizó el sábado 22 de octubre. Adelin tomó esta importante decisión después de toda una vida de considerarse adventista y haber postergado durante tanto y tanto tiempo este acontecimiento tan anhelado por sus padres, hermano y tantos amigos adventistas que han estado a su lado desde niño.

Él quería ser bautizado en el mar, así que buscamos un lugar que fuera apropiado para realizar una ceremonia bautismal. Y encontramos una playa en Pilar de la Horadada (Alicante) realmente hermosa y cómoda para llegar. ¡Fue un día cargado de emotividad!

Una iglesia llena de familiares y amigos

La iglesia estuvo prácticamente llena. Los hermanos estaban todos presentes y, además, nos visitaron amigos de Adelin de la iglesia rumana de Elche y de la iglesia de Castellón.

El pastor predicó del bautismo y su relación con el testimonio. También hubo varias partes musicales y poesías. Participaron adultos, jóvenes y niños.

Cantamos todos juntos el himno preferido de Adelin «Ador puterea salvatoare» (Amo el poder del Salvador). Incluso los hermanos que no hablan rumano se atrevieron a cantarlo.

El texto preferido de Adelin es Mateo 6: 33 «Buscad primeramente el Reino de Dios y su justicia, y todas las cosas se os darán por añadidura». El pastor Chimenti utilizó este texto para tener una corta meditación en la playa, antes de entrar en las aguas del Mediterráneo para realizar la ceremonia bautismal.

Estuvo presente toda la familia de Adelin, y esto precisamente fue lo más emotivo. Estuvieron acompañando a Adelin: Daniela, su esposa; Ana, su hija; Victoria, su madre, viuda del pastor S.; y su hermano Lorin, que tuvo un ictus hace unos años, y al que trajeron como una sorpresa sus amigos de Castellón.

Todos nos emocionamos al verlo llegar a la iglesia, y fue una enorme alegría para Adelin y su familia.

Luego, al concluir el programa, nos reunimos alrededor de la mesa para seguir disfrutando con una comida fraternal, que cerró con un broche de oro un día tan especial.

¡Fue un día muy especial, y damos las gracias a Dios por haber sido partícipes de tantas bendiciones!

Autor: Roberto Chimenti, pastor de las iglesias adventistas de Orihuela, San Pedro del Pinatar y Lorca. 

Deja un comentario