Skip to main content

Compartimos algunas actividades solidarias en las que ha participado la iglesia Ribelles Comíns, en Castellón.

«Porque tuve hambre, y me disteis de comer; tuve sed, y me disteis de beber; fui forastero, y me recogisteis; estuve desnudo, y me cubristeis; enfermo, y me visitasteis; en la cárcel, y vinisteis a mí» (Mateo 25: 35)

Esa es la motivación de la Iglesia Adventista de Ribelles Comíns, en Castellón. No presumiendo de nuestros actos y no es destacar los hechos y los esfuerzos humanos que hacemos. Todo es el resultado de la gracia del buen Dios y de su espíritu, quien pone en nosotros el deseo de servirle y de dar a conocer, su luz a todos los que nos rodean.

Así mismo queremos compartir con vosotros la alegría que hemos sentido cuando hemos visitado ancianos en una residencia; la emoción y el agradecimiento de las personas «sin techo» a los que llevamos comida; o la gran alegría de los niños que gracias al Club de los exploradores de Castellón regalo en Navidad. Todas estas historias los contamos para compartir nuestro agradecimiento para con nuestro Dios, y para que os pueda dar más ánimo en vuestro día a día y en vuestro proyecto de ayudar a los demás.

Visita a la residencia de tercera edad Azahar en Castellón

El pasado día 18 de diciembre del 2022, un grupo de hermanos del coro Kelaia, salimos, acompañados de algunos niños y el pastor Javier Moliner, a cantar villancicos y alegrar el día a los abuelitos de la residencia Azahar de Castellón. Los niños nos ayudaron a repartir bombones y tarjetas de felicitación hechas por ellos mismos. Para nuestra sorpresa, una de las ancianas se unió al coro y cantó con nosotros su villancico preferido. Una experiencia inolvidable.

Ministerio personal con la atención de los «sin techo»

Desde principios de diciembre puso en marcha el ministerio personal de la iglesia un proyecto de atención y visita a los «sin techo» de Castellón. Todos los sábados por la tarde, después del culto, un grupo de 5 a 7 personas salimos y llevamos con nosotros chocolate caliente, bocadillos, comida caliente y fruta para todos aquellos que por motivos distintos tienen que dormir en la calle. Son personas que, si nos paramos un momento a escucharles, se nos estremece el corazón por las historias de vida que cuentan. Hablar con alguno de ellos te hace ver lo mucho que tenemos y lo poco que ellos necesitan.

Un juguete, una ilusión

No es una frase hecha de una campaña publicitaria. Es la realidad que hemos vivido estas navidades repartiendo juguetes con la ayuda del Club de Exploradores de Castellón. Niños que de no haberles visitado nuestro club, hubieran quedado sin su ilusión, sin un juguete esta navidad. Desgraciadamente, no llegamos a todos los niños de nuestro alrededor, pero sí a unos cuantos de ellos. Ver la felicidad en sus rostros, es la mayor bendición que uno puede tener. La ilusión de un niño, con un juguete nuevo.

Dar a conocer a Jesús

Este es un breve resumen de las actividades que hemos hecho y seguimos haciendo en la iglesia de Castellón. Queremos, en primer lugar, agradecer a Dios por sus bendiciones y por el deseo que pone en nosotros para ayudar y servir a nuestros semejantes. Y en segundo lugar, queremos compartir estas experiencias con todos vosotros. Así crecemos juntos en la fe y queremos animar a todos para salir y dar a conocer al buen Jesús, al maestro y al amigo que nos acompaña todos los días. Con pequeños actos, daremos a conocer al gran maestro que es Jesús.

Autor: Tibor SZ., responsable del departamento de comunicaciones de la Iglesia Adventista del Séptimo Día en Castellón – Ribelles Comíns. 

Deja un comentario