Nunca antes en la historia se pudo medir, con tanta objetividad como hoy, que el mundo se halla al borde de una crisis global, de alcance impredecible. No hace falta más que leer los informes científicos del más alto nivel y de diversas agencias de la ONU para saber que el planeta Tierra se está autodestruyendo de forma tremendamente acelerada. Bueno, no se destruye el planeta, sino que lo destruyen sus habitantes racionales. Y nadie parece dispuesto a revertir la situación, que, por cierto, para muchos científicos ya resulta irreversible. Y la situación moral, y la simple supervivencia alimentaria, aunque menos objetivamente valorables, nadie se atreve a decir que son mejores que la medioambiental.

Si la que estamos viviendo es la mayor de las crisis, es razonable que pensemos que tiene todos los visos de ser la última. En esta sociedad que ya dejó atrás el postmodernismo, lo que predomina abrumadoramente es la desesperanza, el desencanto, la ausencia de ilusión por el futuro… Casi nadie es capaz de ver que haya un futuro. Todos se ocultan bajo una capa de ruidosa alegría de pago en la mayor de todas las industrias actuales, la del entretenimiento, la distracción, la huída de la realidad. 

Alejandro Medina Villarreal ha venido a sacudirnos para que nos despertemos y proclamemos, con confianza, la bendita esperanza. Y lo hace a través de una documentación contundente, por su fiabilidad y por su claridad, confirmando los fundamentos de nuestra fé profética.

 

El autor del libro es Alejandro Medina editor de Safeliz hasta septiembre de 2017.

Información e imágenes enviadas por Martín González. Responsable de marketing en Safeliz

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la Revista Adventista. La Revista Adventista se reserva el derecho de aprobar, ocultar o excluir comentarios que sean ofensivos y que denigren la imagen de cualquier persona o institución. Tampoco serán aceptados anuncios comerciales. Por favor, que tu comentario sea respetuoso y cortés con el autor y con otros lectores.