Ya está disponible en la plataforma de cursos quecurso.com el nuevo curso del pastor Stefan Albu “El Dios en quien creo”Un curso totalmente gratuito de 13 lecciones que pretende ayudarnos a conocer mejor a Dios. Cada lección incluye un vídeo de 12min, un texto y cuestionario de 5 preguntas.

El objetivo del curso El Dios en quien creo es ayudarte a conocer mejor a Dios para que vuelvas a enamorarte de Él. Un curso para aquellos que ya conocen al Señor, pero desean conocerle mejor… y para aquellos que le buscan sinceramente, tienen preguntas y quieren respuestas.

En el curso de El Dios en quien creo el teólogo y pastor Stefan Albu, enfatiza la relación con Dios en la religión y aclara, con la propia Biblia, temas tan importantes como ¿Por qué el Dios del Antiguo Testamento parece tan diferente al Dios del Nuevo Testamento? ¿Por qué Dios prefirió las quejas de Job a las alabanzas de sus amigos? ¿Qué es la revelación progresiva y cómo puede ayudarnos a entender mejor la Biblia y el carácter de Dios? ¿Dónde está Satanás en el Antiguo Testamento? ¿Realmente Dios endureció el corazón de Faraón? o ¿Por qué hay violencia en la Biblia si Dios es amor? entre otras muchas interesantes cuestiones…

Los vídeos del curso están enmarcados en algunos de los lugares mas emblemáticos de Barcelona, y las lecciones tienen títulos tan sugerentes como

  1. Las Meninas y la Biblia
  2. Revelación con efectos especiales
  3. La ecuación de Dios: 1-2-10-620-10-2-1
  4. Revelación progresiva
  5. Los judíos y “el Dios de Israel”
  6. Job y las etapas de amistad con Dios
  7. ¿Dónde está Satán en el AT?
  8. ¿Quién endureció el corazón a Faraón?
  9. Violencia en el AT
  10. La religión y el concepto del miedo y de la culpabilidad
  11. ¿Qué esperas tu de Dios?
  12. Tres montañas y un Dios
  13. Las tres R: Reglas-Rebeldía-Relación

¡Disfruta y comparte!

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la Revista Adventista. La Revista Adventista se reserva el derecho de aprobar, ocultar o excluir comentarios que sean ofensivos y que denigren la imagen de cualquier persona o institución. Tampoco serán aceptados anuncios comerciales. Por favor, que tu comentario sea respetuoso y cortés con el autor y con otros lectores.