Lección 13 para el 30 de diciembre de 2017

  • PRIMER PROBLEMA: LA ALIMENTACIÓN. Romanos 14:2-3; 1ª de Corintios 8.
    • Los sacerdotes paganos ponían a la venta la carne que había sido sacrificada a los ídolos.
    • Entre los creyentes había una discusión sobre la conveniencia o no de comer esta carne.
    • EL PROBLEMA: El fuerte criticaba al débil porque no comía la carne sacrificada a los ídolos y el débil era arrastrado a dudar de su fe.
    • ¿QUIÉN ERA EL DÉBIL? El que, por sus antecedentes y educación, no podía comer con limpia conciencia la carne sacrificada a los ídolos.
    • ¿QUIÉN ERA EL FUERTE? El que creía que solo hay un único Dios verdadero y los ídolos nada son y, por tanto, no pueden contaminar la carne que a ellos se les ofrece.
  • SEGUNDO PROBLEMA: LOS DÍAS DE FIESTA. Romanos 14:6; Colosenses 2:16; Gálatas 4:9-10.
    • Algunos hermanos judíos creían que debían seguir observando las festividades ceremoniales (Lunas nuevas, sábados rituales, Pascua, Pentecostés, Día de la Expiación, …) y los días de ayuno (lunes y jueves).
    • EL PROBLEMA: El débil quería imponer la observancia de las festividades al fuerte.
    • ¿QUIÉN ERA EL DÉBIL? El que creía que debía seguir observando todos o algunos días festivos marcados por los rituales judíos y la tradición.
    • ¿QUIÉN ERA EL FUERTE? El que creía que las festividades judías encontraron su cumplimiento en Cristo.
  • SOLUCIONES PLANTEADAS POR PABLO
    • El fuerte no debe juzgar al débil (Romanos 14:4)
      • Dios recibe y afirma a todos.
    • No juzgar o menospreciar a nadie (Romanos 14:10-21)
      • Dios juzgará a todos; cada uno dará cuenta de sí mismo y no de los demás.
      • Al juzgar nos convertimos en tropiezo u ofensa para nuestros hermanos, pudiendo ser la causa de que nuestro hermano, por el que Cristo murió, se debilite o abandone la fe.
    • Cada uno debe actuar de acuerdo con su propia conciencia, sin forzar la conciencia de otros (Romanos 14:22-23)
      • Debemos actuar de acuerdo con lo que creemos.
      • Si estamos equivocados, Dios nos ayudará a entenderlo en el momento que Él considere oportuno.
    • Hacer lo que agrada a nuestro prójimo (Romanos 15:1-3)
      • “Cada uno de nosotros agrade a su prójimo en lo que es bueno, para edificación” (Romanos 15:2)
      • Debemos beneficiar espiritualmente al prójimo y ayudarle en su crecimiento hacia la perfección.

“Dios desea que los cristianos respeten la libertad que les ha dado en una forma tan maravillosa. En Cristo tiene validez la propiedad de cada hombre. Dios ha comprado a la humanidad. La mente de un hombre o el poder de un hombre no debieran regir ni controlar la conciencia de otro. A la vista de Dios, la riqueza y la posición no exaltan a una persona por encima de otra. Cada uno está en libertad de elegir el servicio de Dios, de amar al Señor y guardar todos sus mandamientos”

Elena G. White (Comentario Bíblico Adventista, tomo 1, Notas auxiliares sobre Éxodo, 21: 1-6)

Para terminar su epístola, Pablo comparte tres bendiciones especiales de parte de Dios para nosotros.

El Dios de la paciencia y la consolación Os de un mismo sentir en Cristo Jesús Para que, unánimes, a una voz, glorifiquéis a Dios 15:5
El Dios de la esperanza Os llene de todo gozo y paz en el creer Para que abundéis en esperanza por el poder del Espíritu Santo 15:13
El Dios de paz Sea con todos vosotros. Amén. 15:33

Pablo nos desea que tengamos resistencia perseverante, ánimo y paz en cada momento de nuestra vida. ¡¡ SIGAMOS ADELANTE !!

Vídeo de la lección completa: Punto de encuentro con la Biblia:

Para más recursos relacionados con la E.S. visita el sitio oficial: escuelasabatica.adventista.es

 

Resumen de Sergio Fustero, miembro de la Iglesia Adventista del 7º Día en Castellón. Responsable, junto con su esposa Eunice Laveda, de la web de recursos para la E.S. Fustero.es 

Video de HopeMedia.

Foto: Clay Banks en Unsplash

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la Revista Adventista. La Revista Adventista se reserva el derecho de aprobar, ocultar o excluir comentarios que sean ofensivos y que denigren la imagen de cualquier persona o institución. Tampoco serán aceptados anuncios comerciales. Por favor, que tu comentario sea respetuoso y cortés con el autor y con otros lectores.