Desde el pasado mes de diciembre de 2015 hasta el mes de marzo de 2016, las Iglesias Adventistas en Lanzarote y Fuerteventura, islas Canarias, dieron por segunda vez la bienvenida a un grupo de 13 estudiantes de la Universidad Adventista del Plata (UAP) que decidieron dedicar esos meses a la predicación del Evangelio mediante el colportaje.

De los 13 estudiantes, 7 chicos estuvieron llevando Palabras de Esperanza en Lanzarote, mientras que 6 chicas sembraron las Buenas Nuevas en Fuerteventura. Además de ser de mucho apoyo en las iglesias, a través de cantos, programas, predicaciones, etc., los jóvenes también establecieron contactos con varios interesados y ex miembros adventistas, consiguieron estudios bíblicos, pero sobre todo, apoyaron mucho la decisión final de varias personas de entregar sus vidas al Señor por medio del bautismo bíblico.

Además del grupo de los 13 jóvenes estudiantes, también estuvieron apoyando y colaborando en este proyecto de evangelismo otro grupo formado por Esther Giménez, Robert Ramírez y Dennis Lukosiunas. Puesto que la mano del Señor ha guiado y bendecido desde el primer día a estos predicadores de esperanza, tanto Esther como Robert decidieron seguir compartiendo el Evangelio en la isla de Fuerteventura hasta finales del mes de mayo del año en curso.

Aunque de manera diferente, tanto la iglesia en Lanzarote como la ubicada en Fuerteventura se han visto muy bendecidas con esta segunda campaña de colportaje, pues los colportores han despertado el interés misionero de los hermanos en particular y de la iglesia en general.

Desde estas líneas quisiera agradecer en primer lugar al pastor Esteban Griguol por su colaboración, esfuerzo y compromiso con la predicación del Evangelio mediante la página impresa; y en segundo lugar, también me gustaría animar a las demás iglesias y grupos que puedan aprovechar y desarrollar la obra del colportaje para la predicación del Evangelio Eterno a toda nación, tribu y lengua.

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la Revista Adventista. La Revista Adventista se reserva el derecho de aprobar, ocultar o excluir comentarios que sean ofensivos y que denigren la imagen de cualquier persona o institución. Tampoco serán aceptados anuncios comerciales. Por favor, que tu comentario sea respetuoso y cortés con el autor y con otros lectores.