EntrevistasPersona del mes

“Llegando masivamente a todos los rincones del planeta”

Foto: Pastor José Plescia en la ExpoBiblia en Lleida. Mercedes Gascón.

Esta entrevista fue grabada por Roger Daniel Olivares. Mercedes Gascón la ha transcrito y corregido para la RA.

“LLEGANDO MASIVAMENTE A TODOS LOS RINCONES DEL PLANETA.”

Entrevista a José A. Plescia, licenciado en Teología. Director desde 1997 del programa radiofónico y de televisión “Una luz en el camino”. Programa nacido en la ciudad de Buenos Aires en 1964.

1. ¿Cómo se presentaría a las personas que no le conocen?

Soy el pastor José Plescia, ya jubilado desde hace 2 años, pero he sido por muchos años evangelista de la Unión Adventista Austral, luego transformada en Unión Adventista Argentina y sigo siendo director del programa radiofónico y televisivo titulado “Una luz en el camino”. También he sido profesor de la Universidad Adventista del Plata en Argentina.

2. ¿Cuál ha sido su trayectoria como Director del programa radiofónico y televisivo que dirige?

Hace 20 años que dirijo el microprograma “Una luz en el camino” que está cumpliendo 50 años ahora, el 2 de junio. Se emite por unas 800 radios y algunos canales de televisión entre ellos “La red nuevo tiempo” que pertenece a la Iglesia Adventista en todo Sudamérica, incluso en España en algunos canales de radio y televisión adventistas.

3. ¿Qué papel cree que juegan los mass media, incluyendo los digitales, en la difusión del evangelio?

Un papel muy importante porque podemos llegar masivamente a todos los rincones del planeta, a donde no podríamos llegar personalmente. Podemos difundir los mensajes tanto directa como indirectamente. Yo uso un sistema un poco indirecto. Hablo de los problemas de la vida cotidiana. A veces tomados de las noticias, otras veces tomados de lo que uno ve en la calle y del contacto con la gente. A veces hablo de temas psicológicos, pero siempre termino con un mensaje cristocéntrico, de fe y de esperanza.

Cualquier que sea el canal de difusión podemos llegar a las personas que nunca vendrían a una conferencia o con quienes no podríamos contactar, sin embargo ellos pueden recibir un mensaje que Dios utiliza de muchas maneras, abriendo puertas en el corazón, haciendo que la gente se interese.

Al final de mi programa damos la oportunidad a que las personas interesadas puedan seguir profundizando en los temas bíblicos de forma continuada por correo. Si lo desean también vamos a visitarlos.

4. En su larga trayectoria de conferenciante, ¿qué diferencias ha encontrando entre España y otros países del mundo?

Hay diferencias como es natural, culturales, de idioma, de costumbres, etc., pero en cualquier lugar del mundo hay gente sincera a la cual Dios puede llegar. Me dicen que hay países más duros que otros. Cada vez que iba a hacer una campaña evangelista me decían: “Pastor este es un lugar muy duro”, pero en todos ellos había personas que han podido conocer a Cristo. Así que reitero, diferencias las mencionadas pero en cualquier lugar del mundo se encuentran personas receptivas al evangelio.

5. Comunidades pequeñas o grandes estadios. ¿Cuáles son sus preferencias?

He predicado en lugares pequeños y en lugares grandes, pero cuanto más personas puedan estar escuchando el evangelio mejor. La estrategia será diferente pero con la misma finalidad, llevar a las personas a los “pies del Señor”.

Si me das a elegir prefiero un estadio lleno. El estadio del Barça me dejaría muy contento. Pero también es cierto que antes dábamos 90 noches de conferencias en dos turnos. Ahora se llegó al otro extremo se dan 3, 4, 5 noches, pero de esa manera no puedes llevar a esa gente desde cero al bautismo. De esa manera la iglesia tiene que seguir en contacto con esas personas para que reciban los estudios bíblicos.

Antes teníamos un sistema que mientras dábamos las conferencias un equipo de instructores, a la vez, iban dando los estudios bíblicos. A veces bautizábamos un gran número de personas, 300 o más. En algunos lugares hay prejuicios dicen que al final no queda nadie, que de los 300 se van todos. Eso no es vedad. La mayoría de las iglesias en Sudamérica han surgido de esa manera y en la actualidad cuenta con casi 3 millones de adventistas.

Que haya abandonos es normal, Jesús también los tuvo. Pero no es cierto que todos se van a ir si hacemos una buena confirmación, una buena enseñanza post bautismal, un buen cuidado, si tratamos a la gente con cariño y los recibimos con mucho amor. La mayoría de la gente seguirá en la iglesia hasta que Jesús venga.

6. ¿Qué ha significado la experiencia vivida en una ciudad pequeña como Lleida?

Lleida no es una ciudad de las más pequeñas que he visitado. Me ha dejado muy contento poder predicar en esta ciudad y en España. Es una experiencia que no tenía y agradezco a los hermanos españoles de darme la oportunidad de poder hablar del evangelio en lugares como Andorra, en Madrid, en Valencia y ahora voy a las Islas Canarias.

En Lleida he participado en dos eventos; en un ciclo de conferencias en la Iglesia Adventista de la ciudad y en la “Expobiblia”. Estoy muy contento porque muchas personas se han interesado por el estudio de la Biblia y otras que ya la habían estudiado por la decisión del bautismo. Por eso que cualquier que sea el lugar cuando la iglesia trabaja siempre hay frutos.

7. ¿Alguna experiencia que haya marcado su vida en su trayectoria profesional?

Son tantas las experiencias, que así de improviso me cuesta concentrarme en una. Pero estoy agradecido a Dios porque llevo más de 50 años predicando el evangelio y me ha permitido llevar a sus pies más de 5000 personas. Me siento muy feliz cuando recorro las iglesias y me encuentro a muchos de ellos.

Experiencias felices, encontrar a almas perdidas y después verlos transformados por Dios. Encontrar ex alcohólicos, ex drogadictos, ex prostitutas,… La gente más difícil es aquella gente que se considera normal, que no siente necesidad de un cambio en su vida. Sin embargo el espíritu santo nos cambia a todos si abrimos nuestro corazón. Y a lo largo de la vida he visto eso reiteradamente como experiencias felices.

Esta noche voy a contar una experiencia del caso de muchos depresivos a los que he tenido que acompañar en su enfermedad. La depresión es una enfermedad que afecta a casi el 10% del mundo. A lo largo de su vida han superado su enfermedad. Por supuesto seguirán con medicación mientras están en tratamiento indicado por los profesionales, pero si a eso le agregamos el plus del poder del evangelio, la esperanza y la fe les ayudan a superar su enfermedad.

Como experiencias infinitas experiencias que le dan sentido a mi vida y me hacen sentir una persona útil en la mano de Dios.

8. ¿Le gustaría añadir algo más a la entrevista?

No se que añadir pero para mí ha sido muy interesante estar predicando en España en la “madre patria”. Yo soy argentino y tengo una hija viviendo aquí, que sale al padre. Colabora muchísimo en la evangelización y con la iglesia en la que ella asiste.

Yo creo que estamos en un tiempo en que la iglesia está un poco dormida en todo el mundo y tenemos que despertar porque ahora es el tiempo. Es cierto que la Biblia está diciendo que la iglesia es tibia pero un día tendrá que dejar de serlo. Pero sigue habiendo hermanos fervorosos, muy consagrados y con un gran espíritu misionero muy grande e impulsados por el poder de Dios siguen trabajando para el cielo. Así que adelante España y ha seguir trabajando hasta el próximo regreso de Jesús. Gracias por darme la oportunidad de colaborar con ustedes en este lugar.

Roger Daniel Olivares Linaza

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la Revista Adventista. La Revista Adventista se reserva el derecho de aprobar, ocultar o excluir comentarios que sean ofensivos y que denigren la imagen de cualquier persona o institución. Tampoco serán aceptados anuncios comerciales. Por favor, que tu comentario sea respetuoso y cortés con el autor y con otros lectores.