Tras el minuto de silencio, el pastor Calvo quiso compartir su preocupación sobre el mundo, la iglesia y Dios, con 3 textos basados en tres frases del propio Jesús.

  • No te ruego que los quites del mundo, sino que los libres del mal (Juan 17:15)
  • Id y haced discípulos a todas las naciones. (Mateo 28:19)
  • Yo estaré con vosotros hasta el fin del mundo. (Mateo 28:20)

El primero habla del mundo, el segundo de la iglesia y el tercero de Dios. Los tres van juntos.

Los sociólogos hablan de una sociedad cambiante y difícil, un mundo que necesita saber dónde están los frenos para poder parar.

La iglesia, instituida por Cristo hace más de 2000 años tenía, y tiene, el objetivo de llevar el mensaje de esperanza apoyado en el amor, la comprensión y el perdón. La pregunta es ¿somos nosotros capaces de llevar esperanza al corazón de las personas? Si no somos capaces, el mensaje no sirve para mucho; si no somos capaces, la pregunta es ¿por qué?

Frente a un mundo cambiante y difícil, ¿cuál es el papel de la iglesia? ¿debe mantenerse como siempre o cambiar? El ser humano suele querer lo que conoce. Pero ¿qué piensa Dios? Solamente podemos saberlo a través de la Biblia.

Dios no cambia. Él es amor, justicia, perfección. Pero los seres humanos sí cambiamos.

Dios instituyó los pilares del judaísmo, pero después llegaron los cristianos y todo varió.

Los que no ven el cambio, atacan a los que sí lo ven. ¿Cómo puede Dios cumplir el plan de salvación: id y haced discípulos a todas las naciones? ¿cómo iban a cumplir los judíos nacionalistas el plan de salvación?

Dios escogió a Pedro para ser el apóstol de los gentiles, pero Pedro no estaba preparado. Entonces Dios escogió a Pablo, el que había sido el mayor enemigo de los cristianos. Dios no tiene problema con los cambios.

Si Dios necesitara que la iglesia realizase cambios, ¿estaría la iglesia preparada para llevarlos a cabo?

La iglesia tiene una misión. Nos encontramos frente a un mundo cambiante al que tenemos que alcanzar. (1º Corintios 9:18-23)

Por último, el presidente expresó su deseo de que esta asamblea fuera una bendición, que los presentes fueran dóciles en las manos de Dios para que, todos juntos, pudieran cumplir con Sus propósitos.

Seguidamente tuvo lugar la participación musical de Eliezer Freites, que cantó “Amazing Grace”, después de que Livia Ivascu, tesorera adjunta, contara la historia de esa hermosa canción como un ejemplo del cambio que Dios puede producir en la vida de quien le acepta.

El entonces secretario ministerial, el pastor Antonio Martínez, introdujo los momentos de oración con el texto “Examinaos a vosotros mismos para ver si estáis en la fe. Probaos a vosotros mismos” (2 Corintios 13:5). Confirmando las palabras del apóstol Pablo y contextualizándolas en la XX Asamblea: “Durante la Asamblea es necesario examinar la situación de la iglesia, de las personas que nos van a dirigir durante los próximos 5 años. Se examinan estatutos, planes, credenciales, etcétera. pero debemos comenzar examinándonos a nosotros mismos para ver si estamos en la fe, si estamos en las condiciones espirituales adecuadas para ser instrumentos en las manos de Dios. La santidad de la asamblea comienza con la santidad de cada delegado” –dijo-.

COMENTARIOS

Se reserva el derecho de aprobar, ocultar o excluir comentarios que sean ofensivos y que denigren la imagen de cualquier persona o institución. No se responderán consultas sobre este asunto. Serán aceptados en este espacio solo comentarios relacionados a noticias y artículos y no anuncios comerciales. Por favor, mantenga todos los comentarios respetuosos y corteses con los autores y con otros lectores.

Author Esther Azón, HopeMedia-ANN-España