Pascuala Felices García, Lina para los más allegados, pasó al descanso en el Hospital de la Mini Fe de Sagunto, el miércoles 11 de enero de 2017,  a los 94 años de edad, rodeada de sus familiares y amigos.

¿QUIÉN ERA LINA FELICES?
Había nacido en Barcelona el 9 de diciembre de 1922 en el seno de una familia humilde, su padre era barbero y Lina, la tercera de cuatro hermanas.

A la edad de 13 años, en 1936, estalló la Guerra Civil Española y le tocó vivir los horrores y miserias de las guerras: hambre, privaciones…  Al término de la contienda, cuando ya había alimentos, en un mes engordó 18 kilos. Lina fue forjada en la escuela del dolor  y tenía  arrestos para enfrentar la vida.

Lina se enamoró  del joven Miguel Bel Martí cuando ambos tenían 19-20 años de edad; corría el año 1942. Después de 11 años de noviazgo se casaron  en Barcelona, en la Iglesia de Loyola en 1953. Miguel padecía una atrofia progresiva y caminaba ayudado de un bastón. La atrofia se hizo tan severa que cayó en silla de ruedas. Tenía un tallercito de zapatero remendón, como se decía entonces. Para Miguel y Lina no eran tiempos fáciles. El 11 de marzo de 1955 les nació el único hijo, Óscar Bel Felices.

LINA Y MIGUEL ADVENTISTAS
En 1963 Miguel estaba reparando calzado y Lina en la trastienda cuando un caballero muy elegante y educado abrió la puerta y entró, era el colportor Carlos Córdoba.  Miguel y Lina hicieron bueno el texto de Salomón: “Compra la verdad y no la vendas” (Prov. 23:23). La adquirieron como un riquísimo tesoro de manos de Carlos Córdoba, quien inició los estudios bíblicos con la pareja y continuaron con los pastores Rafael Hidalgo y Efraim Saguar.  El 18 de julio de 1964 el pastor Efraim Saguar bautizaba a Lina en el templo de Guinardó y unos días después,  Miguel era bautizado en un río, lo sacaron de la silla de ruedas y fue sumergido en brazos por el pastor Saguar. Los Bel habían comprado la verdad para vivirla  y la incapacidad de Miguel no iba a ser un obstáculo.

LINA COLPORTORA
Cinco meses después, en enero de 1965, Lina ingresa en el ministerio del colportaje como ocasional y dos años después adquiriría la máxima categoría  hasta la jubilación 23 años después.

Los recuerdo en la Convención de Colportores  en M-Vallecas de 1967, Lina sentada en el extremo de un banco y Miguel en su silla de ruedas al lado; Lina iría al fin del mundo con su esposo. Sus ventas siempre fueron muy altas y administrativamente perfectas. Y no era solamente vendedora, se calcula que llevó a la fe unas 30 personas.  Este espíritu misionero la llevó lejos…

Gerona. Eran miembros de la iglesia en Guinardó y a Gerona no había llegado la verdad todavía. En 1967 Lina y Miguel, Vicente Abella y María Naquer,  su esposa, y Carmen  Cabezas, decidieron colportar en Gerona con el propósito de abrir obra. Por entonces, Lina ya tenía coche, un Seat 600 y dicho y hecho, los cinco en el 600 y la silla de ruedas sobre la baca. De lunes a viernes colportando en Gerona, sábado y domingo en Barcelona; la ruta Barcelona Gerona por aquellas carreteras era de unas tres horas.

Alquilaron en Gerona una “vivienda” para los cinco. Era un salón  de unos 20 m2,  una mini cocina y un baño. Con una cortina en el centro hicieron “dos habitaciones”; en una dormían Miguel y Lina y en la otra los demás.  Y llegaron los interesados y los bautismos, y finalmente se abrió el primer templo en un primer piso de la Travesía de la Creu con una superficie de unos 35 m2. Era el triunfo de la fe conseguido con oración y mucho trabajo. La fe y el profundo sentido de misión les otorgó el más valioso de los premios.

Tenerife.  En 1972  la Obra le propone a Lina el traslado a Tenerife para ayudar en el desarrollo del evangelio en la isla. Los tres, Lina, Miguel y Óscar se instalan entre los tinerfeños, donde Óscar conoce a Cecilia, la que vendría a ser su esposa y madre de sus dos hijas. En 1974 regresan a Gerona como residencia definitiva, Lina y Miguel ya tienen 52 años.

Muere Miguel. El 10 de septiembre de 1978 fallece Miguel tras 25 años de matrimonio, el dolor de la separación lo afrontará con entereza y continúa por la nada fácil ruta del colportaje en estado puro, puerta a puerta mañana y tarde.

Valladolid. En 1979 el pastor Juan Lozano proyecta una Campaña de Evangelización en Valladolid, donde es muy útil enviar algunos colportores meses antes.  La Unión propone a Lina desplazarse a la ciudad castellana formando pareja de colportaje con Clarita Catalán,  con el objetivo de visitar puerta a puerta la mayor parte  de la ciudad. La Campaña dio como fruto organizar la Iglesia de Valladolid entre cuyos miembros bautizados están Jesús Calvo y Luis A. Fernández, actualmente presidente y secretario de la UAE respectivamente.

FINALIZANDO… Lina regresa a Gerona para continuar con una labor que le encanta: ir puerta a puerta presentando nuestros libros y hablando con la gente, como ella me decía. En 1988 a los 66 años de edad y habiendo dejado atrás 23 años de colportaje, abandona la cartera y pasa a la jubilación con residencia en Gerona. Diez años después se traslada a Sagunto al arrimo de sus hijos y nietas, hasta que el pasado 11 de enero de 2017 fue llamada  al descanso con 94 años de edad, viva en la fe y llena de esperanza.

A la vista del largo camino recorrido podemos resumir su vida con el pasaje de Pablo: “He peleado la buena batalla, he acabado la carrera, he guardado la fe. Por lo demás, me está reservada la corona de justicia, la cual me dará el Señor… en aquel día…” (2 Tim. 4:7-8).

COMENTARIOS

Se reserva el derecho de aprobar, ocultar o excluir comentarios que sean ofensivos y que denigren la imagen de cualquier persona o institución. No se responderán consultas sobre este asunto. Serán aceptados en este espacio solo comentarios relacionados a noticias y artículos y no anuncios comerciales. Por favor, mantenga todos los comentarios respetuosos y corteses con los autores y con otros lectores.

Author Andrés Tejel Almorín, pastor e hIstoriador jubilado

  • Luis González

    Pascuala Felices, una mujer ejemplar.